La inflación interanual se sitúa en el 1,7%

Los precios en EE UU se mantienen estables en junio

El Índice de Precios de Consumo (IPC) de Estados Unidos se mantuvo estable en el mes de junio respecto al mes de mayo, mientras que en los últimos doce meses los precios subieron un 1,7%, cifra idéntica a la del mes anterior, según informó el Departamento de Trabajo estadounidense.

El Departamento de Trabajo destaca que los precios de la energía continuaron descendiendo en el mes de junio, en concreto un 1,4%. Sin embargo, este descenso se vio compensado por los incrementos de dos décimas de los precios alimentación, que permanecieron estables en mayo, y de la inflación subyacente, que ha registrado el mismo incremento durante cuatro mes consecutivo.

En concreto, el Gobierno destaca que los precios de la gasolina y el gasóleo descendieron por tercer mes consecutivo, en esta ocasión un 2% y un 7,9%, mientras que los del gas natural aumentaron un 1,7%. Por su parte, los precios de la electricidad cayeron cinco décimas.

Entre los índices de la inflación subyacente, la vivienda (+0,1) registró su menor incremento desde septiembre, mientras que los precios de los coches usados y camiones se mantuvieron sin cambios y las tasas aéreas bajaron dos décimas.

Sin embargo, el indicador correspondiente a los precios de la sanidad aumentó siete décimas, su mayor incremento desde 2010, y los de moda y ocio aumentaron "de forma sustancial".

En términos interanuales, la inflación subyacente se sitúo en el 2,2%, una décima por debajo del dato de mayo. Por su parte, los precios de la alimentación aumentaron un 2,7%, mientras que los de la energía descendieron un 3,9%.