Logra pedidos por 28.465 millones

Boeing cierra Farnborough con contratos por el doble de valor que su rival Airbus

Boeing ha cerrado la feria aeronáutica de Farnborough con pedidos y compromisos de compra por valor de 28.465 millones de euros, el doble que su rival Airbus.

Boeing cierra Farnborough con contratos por el doble de valor que su rival Airbus
Boeing cierra Farnborough con contratos por el doble de valor que su rival Airbus

Boeing ha cumplido las expectativas y se ha llevado el gato al agua en Farnborough, la principal feria aeronáutica de este año, que ayer concluyó los días dedicados a los profesionales.

El grupo estadounidense puso el broche final a la cita con el anuncio de un contrato valorado en unos 14.700 millones de dólares (12.057 millones de euros) con el grupo estadounidense United Continental, propietario de United Airlines, la mayor aerolínea del mundo.

El acuerdo supone la compra de 100 aviones del nuevo 737 remotorizado de Boeing (737 Max), así como de 50 unidades de una de las versiones actuales de la aeronave.

AIRBUS GROUP 63,54 2,47%
THE BOEING COMPANY 162,27 2,70%

El consejero delegado de United, Jeff Smisek, desveló que este pedido pone fin a casi un año de conversaciones de United tanto con Boeing como con Airbus (la aerolínea opera unos 150 aviones del fabricante europeo), tras el que se ha optado por el avión que, a su juicio, tiene las mejores prestaciones de motor y el mejor precio.

Con este acuerdo, la familia de aviones 737 de Boeing (su modelo por antonomasia en el segmento de aeronaves de un solo pasillo) supera los 10.000 pedidos en toda su historia.

En cualquier caso, lo significativo para el fabricante estadounidense ha sido el impulso que ha dado al 737 Max, que compite de forma directa con el A-320 Neo de Airbus, con pedidos que incluyen 200 unidades por parte de grandes grupos de leasing aéreo, como ALC.

En conjunto, Boeing ha conseguido cerrar Farnborough con pedidos en firme y compromisos de compra por valor de 34.700 millones de dólares (28.465 millones de euros). El grupo suma 691 encargos en lo que va de año.

Una cifra que duplica la conseguida por su rival Airbus, que vuelve del evento con encargos por valor de 16.900 millones de dólares (13.852 millones de euros).

El mercado se contiene

En todo caso, la impresión general de los analistas del sector es que este año la feria ha sido más contenida que citas anteriores (la de Le Bourget en París, el año pasado, por ejemplo), con más compromisos de compra sobre la mesa que pedidos que se hayan cerrado en firme.

Algo que tampoco sorprende demasiado si se tiene en cuenta que tanto Boeing como Airbus tienen ya acumulados pedidos para fabricar más de 8.000 aviones, lo que les garantiza unos 6-7 años de carga de trabajo.

Su principal preocupación en estos momentos es garantizar que pueden dar salida a las aeronaves ya contratadas y cumpliendo plazos de la mejor forma posible. De hecho, ambos fabricantes tienen planes para acelerar sus niveles de producción, con un alza media estimada del 45% para 2015.

Los problemas en el A-350 generan dudas en la industria

La industria aeronáutica tiene serias dudas de que Airbus vaya a poder entregar su primer A-350 en plazo. El consejero delegado de la compañía, Fabrice Brégier, admitió ayer que el programa del nuevo avión seguirá siendo todo un reto "hasta el final", pero insistió en que su intención es cumplir el calendario pactado, informó Reuters.

El problema es que el fabricante ha tenido que reconocer que uno de los robots que tiene que hacer agujeros en las alas del avión no funciona adecuadamente, lo que obligará a demorar un mes el viaje de las alas de Gales (donde están las dificultades) a Toulouse, siguiente etapa en el montaje de la aeronave.

En el sector se da por hecho que estas demoras van a obligar a Airbus ajustar las fechas con las que está trabajando, ya que la propia compañía ha admitido en más de una ocasión que el calendario que se ha fijado para el programa del A-350 es muy exigente.