El importe mínimo de los pagos fraccionados pasa del 8% al 12%

Ninguna empresa podrá desgravarse los gastos financieros

El nuevo plan de ajuste del Gobierno incluye la supresión de la deducción de los gastos financieros de las empresas, con independencia de su tamaño.

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy ampliar la limitación de la deducción de los gastos financieros en el impuesto sobre sociedades, haciéndola extensiva a todas las empresas con independencia de su tamaño. Hasta ahora, la supresión de esa ayuda fiscal se circunscribía a las sociedades de mayor tamaño.

Además, el Gobierno limita durante durante este año y el próximo la compensación de bases imponibles negativas para entidades con una cifra de negocios superior a veinte millones de euros.

Siguiendo en la batería de medias sobre la fiscalidad empresarial, se produce un incremento transitorio de los pagos fraccionados: el importe mínimo se eleva del 8% al 12%. El tipo aplicable también se incrementa para entidades con un volumen de operaciones superior a los 10 millones de euros.

Por otra parte, y en el marco de la llamada amnistía fiscal, el Gobierno fija un nuevo gravamen del 10% sobre las rentas de fuente extranjera, con vigencia hasta el 30 de noviembre de este año.