La entidad de gestión anuncia que recurrirá la sanción

La CNC multa a la SGAE con 1,7 millones por abusar en las tarifas para las bodas

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha decidido multar con 1,7 millones a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) por abusar de su posición de dominio en la aplicación de las tarifas para bailes de boda.

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha decidido multar con 1,7 millones a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) por abusar de su posición de dominio en la aplicación de las tarifas para bailes de boda.

A la hora de explicar la sanción, el organismo reconoce en un comunicado que el comportamiento de la entidad responde a una "infracción compleja" compuesta por dos tipos de conductas cometidas por la SGAE. Por un lado, habría abusado de su posición de dominio en la aplicación de descuentos de forma discriminatoria y no transparente, y por otro lado, por la introducción desde el año 2009 de una denominada tarifa sustitutoria, que "es inequitativa y discriminatoria".

En lo que se refiere a la aplicación de la tarifa general entre los distintos actores del mercado de bailes y bodas, la CNC considera acreditado que la SGAE, "utilizando en las

negociaciones a que le obliga la legislación vigente una política de opacidad", ha aplicado condiciones desiguales para prestaciones equivalentes a los distintos agentes.

"Así, mientras que los miembros de ciertas asociaciones, firmando contratos idénticos, tenían derecho a bonificaciones del 20% sobre la tarifa general, los empresarios individuales no tenían acceso a asumir los compromisos que les dieran la posibilidad de tener dichas reducciones en el coste, porque ni siquiera conocían la posibilidad de acceder a las bonificaciones", señala el organismo

Competencia resalta que no se opone a la existencia de esquemas que contemplen descuentos diferentes, pero siempre que los mismos se basen en criterios objetivos y que además sean transparentes y conocidos por todas las partes de antemano.

Sobre la introducción en 2009 por parte de la SGAE de una tarifa sustitutoria para aquellos empresarios que no hicieran una notificación anticipada, la CNC cree que es una imposición de condiciones a sus clientes "inequitativa y ausente de justificación".

Acerca de lo abultado de la a multa de 1,7 millones, Competencia especifica que ha tenido en cuenta la agravante por reincidencia, puesto que la SGAE ya fue sancionada el 25 de enero de 2002 por el Tribunal de Defensa de la Competencia por otro abuso de posición dominante.

Y en cuanto a los efectos de la tarifa sustitutoria, el organismo considera que el abuso por parte de la SGAE sigue en este momento y que "deberá poner fin al mismo".

Competencia recuerda que los demandantes de este comportamiento han sido los propietarios de salas de restauración que, para poner música, deben obtener la autorización de los autores de las obras musicales y deben pagar por ello. "La SGAE, por su parte, es la única entidad autorizada en el territorio español para la gestión de estas autorizaciones y remuneraciones

Por lo tanto, el organismo señala que la SGAE ha cobrado tarifas abusivas en relación a la autorización de la comunicación pública de obras musicales en bailes celebrados con motivo de bodas, bautizos y comuniones o en los que el acceso de los asistentes se realice a través de invitación personal.

La SGAE, por su parte, ha enviado un comunicado donde anuncia que recurrirá la sanción impuesta y defenderá la diferencia de trato entre colectivos y usuarios individualizados. "Esta distinción está justificada por las ventajas que genera al colectivo de clientes que respeta los derechos de autor". La entidad recuerda que hace un año se adelantó al sentido de la resolución de la CNC y desde entonces todos los usuarios que cumplan los requisitos de pagos adelantados o domiciliación bancaria de sus pagos pueden acogerse a los descuentos pactados con las asociaciones.

Asimismo, la entidad discrepa de la CNC en su valoración de la tarifa sustitutoria. "Esta tarifa asegura la declaración anticipada del uso del repertorio por parte de los empresarios, evitando así prácticas fraudulentas que compitan deslealmente con quienes son respetuosos con el derecho de autor. Mientras que la CNC se inclina por la inspección individualizada de las celebraciones, la SGAE mantiene su política de diálogo y acuerdos, intentando reducir al mínimo la fiscalización concreta de las empresas usuarias".

La SGAE declara que trabajará conjuntamente con las asociaciones del sector para buscar fórmulas que permitan mantener los alicientes de acuerdos globales y acatar la resolución de Competencia.