Sacyr lo cobrará en efectivo

El 63,6% del capital de Repsol opta por cobrar el dividendo en acciones

El 63,64% del capital de Repsol ha optado por cobrar en acciones el dividendo complementario propuesto por la compañía, que deberá aumentar su capital en un 2,89 % para hacer frente al pago, ha informado la petrolera a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

En concreto, la compañía ha emitido 35.315.264 acciones de un euro de valor nominal, que previsiblemente comenzarán a cotizar el próximo 12 de julio.

El 36,6% del capital restante, como por ejemplo Sacyr, ha preferido cobrar el dividendo en efectivo (0,545 euros brutos por acción), un pago que ha conllevado para la petrolera el desembolso de casi 242 millones de euros.

Por primera vez, Repsol ha utilizado un sistema de retribución flexible, en virtud del cual los accionistas pudieron elegir entre recibir acciones liberadas de nueva emisión (a razón de 1 nueva por cada 22 antiguas) o cobrar efectivo.

Según la compañía, el resultado "refleja el interés de los accionistas por el programa de dividendo flexible y sus expectativas positivas sobre la acción".

La compañía ha apuntado que el nuevo sistema de dividendo se enmarca en sus planes financieros que, entre otros objetivos, contempla una reducción de la deuda de hasta 9.000 millones de euros en el período 2012-2016.

En enero, Repsol pagó a sus accionistas un dividendo a cuenta de 2011 de 0,5775 euros brutos, lo que sumado al complementario de 0,545 euros pagado ahora a quienes han optado por cobrarlo en efectivo, eleva la retribución total al accionista a 1,1225 euros, el 7 % más que en 2010.