Abonará este año 34.646 millones, un 34% más que en 2011

España registrará el mayor aumento del pago de intereses de la zona euro

España es el país que sufrirá este año el mayor incremento del gasto en intereses de toda la zona euro. El conjunto de la Administración destinó 25.791 millones el año pasado a abonar el coste de la deuda, una cifra que llegará a 34.646 millones este año. Un 34% más que en 2011 y un 105% por encima del nivel anterior a la crisis.

Los intereses de la deuda se disparan
Los intereses de la deuda se disparan

Las notificaciones que los países de la zona euro remiten a Eurostat indican que España será el país de la zona euro que sufrirá un mayor incremento del gasto en intereses este año. En 2011, el conjunto de la Administración pública (Gobierno central, comunidades autónomas y entidades locales) destinó 25.791 millones a pagar los intereses de la deuda, cifra que alcanzará los 34.646 millones este año.

Supone el mayor incremento de toda la zona euro, con la excepción de Estonia, un país que, sin embargo, no puede compararse con la vieja Europa por, entre otros motivos, tener una deuda de apenas el 6% del PIB frente al 80% de España, el 81% de Alemania, el 85% de Francia o el 120% de Italia.

El incremento de los gastos financieros supone un enorme lastre en un momento en que la economía está deprimida y la reducción de los números rojos se presenta como irrenunciable.

La ecuación a la que se enfrenta el Ejecutivo es diabólica. Por un lado, el Gobierno deber rebajar drásticamente el gasto para cumplir el objetivo de déficit, al tiempo que la partida de intereses se dispara. Eso obliga a aplicar un ajuste todavía mayor para compensar el aumento del gasto financiero. Y todo lo que se destina a intereses es dinero que deja de inyectarse a la economía productiva, lo que, a su vez, agrava la actual recesión.

Un círculo vicioso del que España tiene muchos problemas para salir. De hecho, la deuda pública seguirá incrementándose en los próximos años en la medida en que la Administración seguirá gastando más de lo que ingresa. Y esa diferencia solo puede compensarse con emisiones de deuda.

Además, el rescate bancario o "línea de crédito a condiciones ventajosas" -según el Gobierno- elevará todavía más el nivel de deuda pública, que podría superar el 90% en el caso -improbable- de que la entidades financieras agoten el tope de 100.000 millones de ayuda fijados por el Eurogrupo. El Gobierno tendrá que modificar el Programa de Estabilidad 2012-2015 que entregó en abril a la UE y que contemplaba que bajo ningún supuesto la deuda pública superaría el 83% del PIB, un nivel que, tras dicho rescate, se rebasará.

Además, como aclaró ayer Eurostat, el pago de los intereses del préstamo de la UE computarán como gasto financiero -capítulo 3 del Presupuesto- y, por lo tanto, influirá en el déficit público. En cualquier caso, el efecto dependerá de las condiciones del préstamo y del mecanismo que elija el FROB para inyectar dinero a la banca.

Las tensiones en Grecia y las dudas acerca del rescate bancario español también están empujando la prima de riesgo hacia niveles desconocidos y peligrosos. Ello implica que los inversores pedirán intereses mayores para comprar los bonos y letras españoles.

Y más después de que el miércoles Moody's dejara el rating de la deuda soberana al borde del bono basura. Y, para desgracia de España, los inversores creen más en esas calificaciones que en las palabras y promesas de cualquier gobernante.

El gasto financiero equivale a la fortuna de Ortega

¿Qué representan los 34.646 millones que gastará España en intereses? Estas son algunas de las comparaciones que permiten calibrar la magnitud de esta cifra.

Prestación por desempleo. La Administración central prevé gastar este año 28.805 millones en las prestaciones por desempleo, una cifra inferior en 6.000 millones a lo que se destinará a pagar el servicio de la deuda.

Impuesto sobre sociedades. Los intereses que pagará este año el conjunto de la Administración pública prácticamente duplican los ingresos obtenidos en 2011 por el impuesto sobre sociedades, el tributo que grava los beneficios empresariales. La recaudación alcanzó los 16.611 millones.

Gasto productivo. "Las actuaciones de carácter económico" incluidas en los Presupuestos del Estado de este año contemplan destinar 27.192 millones a agricultura, pesca, comercio o infraestructuras.

La subida fiscal. El aumento del IRPF, del IBI, del impuesto sobre el tabaco, la recuperación del impuesto sobre el patrimonio y la subidas fiscales de las comunidades supondrán 19.120 millones este año, menos que el gasto en intereses.

El 7,8% del gasto total. Administración central, comunidades, ayuntamientos y Seguridad Social gastarán este año unos 443.206 millones, un 7,8% de esta cifra se destinará a pagar intereses. El porcentaje es del 5,2% en el caso alemán y del 4,3% en Francia. En cambio, Italia, cuya deuda supera el 120% del PIB, destina más del 10% de su gasto a intereses.

La fortuna de Ortega. El fundador de Inditex y hombre más rico de Europa, Amancio Ortega, posee una fortuna valorada en 31.520 millones, según Bloomberg. Con ese dinero, solo se podría pagar los intereses españoles de un año.

Las cifras

90% del PIB es el nivel que puede alcanzar la deuda pública con el rescate bancario.

105% es el incremento del gasto público en intereses de la deuda desde 2007.