En caso de que su resultado eleve la inquietud de los mercados

Los bancos centrales preparan una lluvia de liquidez tras las elecciones griegas

Los bancos centrales de las principales economías del planeta están preparados para estabilizar los mercados financieros y prevenir una fuerte contracción de crédito si el resultado de las elecciones griegas de esta domingo disparan las tensiones de los mercados.

Imagen de un kiosko en Atenas
Imagen de un kiosko en Atenas

Las principales autoridades monetarias podrían actuar para estabilizar las economías si a raíz de las elecciones griegas y del riesgo de salida del euro se desata una debacle financiera o un pánico bancario.

Funcionarios de los países miembros del G20, que se reunirán en México a partir del lunes, han apuntado a Reuters esta disposición de los bancos centrales: "Están listos para llevar a cabo una acción coordinada para proveer de liquidez al sistema".

Esta idea ha sido confirmada oficialmente por algunos de ellos. El Banco de Inglaterra ya señaló que está dispuesto a inundar de liquidez el sistema financiero si es preciso. Y el de Canadá ha asegurado que está "preparado para actuar" si la situación empeora significativamente, según declararon portavoces de su ministerio de Finanzas.

El Banco de Japón ha mantenido tipos de interés esta noche, lo que los mercados interpretan como una forma de guardar munición para las próximas semanas. Las autoridades de China e India también trabajan en planes de emergencia, al igual que el BCE y la Comisión Europea.

En todo caso, según ha explicado a Reuters un destacado dirigente del G-20, el resultado de las elecciones griega "no va a dar una señal definitiva sobre lo que sucederá después" en la crisis de la zona euro.

El partido de izquierdas Syriza, cuya principal propuesta es renegociar desde cero el pacto para el rescate griego para terminar con la austeridad excesiva, se disputa la victoria con el conservador Nueva Democracia, defensor de los planes de ajuste pero que, en la última semana, ha abogado también por renegociar el rescate.

En cualquier caso, el jueves la Bolsa griega se disparó por los rumores de mercado que apuntaban a que Nueva Democracia estaría liderando encuestas secretas llevadas a cabo por el Gobierno.

Pero si de esa cita surgen presiones, los banqueros centrales "están preparando una acción coordinada para inyectar liquidez", ha explicado esa fuente, en una declaración confirmada por otros dirigentes del G-20.

Esa eventualidad podría suponer un telón de fondo dramático para la cumbre del G-20 que se celebrará el lunes y el martes en Los Cabos, México, en la que la crisis europea será el centro de los debates.