Su aprobación se retrasará

Los hispabonos podrían necesitar modificaciones en la ley de Estabilidad Presupuestaria

En la rueda de prensa que sigue al Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, ha señalado que el gobierno continúa trabajando en la idea de los hispabonos y que su retraso en la aprobación se debe a que su puesta en marcha podría requerir modificaciones en la ley de Estabilidad Presupuestaria

La aprobación de los hispanos, o como el Ejecutivo prefiere denominarlo, el instrumento de apoyo financiero a la liquidez de las comunidades, tendrá que esperar. Esa ha sido la respuesta de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, después que la semana pasada el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, señalase que podría estar listo para este viernes.

Ante la pregunta de los periodistas de si su puesta en marcha está supeditada a conocer las cifras del rescate bancario, Saénz de Santamaría ha señalado que no. El retraso se debe en esta ocasión a que su entrada en vigor podría requerir modificaciones en la ley de estabilidad presupuestaria.

En el Consejo de Ministros de la semana pasada, Montoro no quiso bautizarlo con ningún nombre y se limitó a indicar que se trata de una herramienta de carácter extraordinario a disposición de aquellas comunidades que lo necesiten para hacer frente a sus créditos y a su deuda.

Acudir a esta iniciativa no supone eludir las responsabilidades por parte de los gobiernos regionales que tendrán que hacer frente a las consecuencias de sus decisiones y continuar en la senda de la estabilidad y el equilibrio presupuestario.