Sáenz de Santamaría: "El Gobierno esperará a tener las cifras del FMI y de los auditores"

Europa presiona a España y convoca videoconferencia del Eurogrupo este sábado

Finalmente habrá videoconferencia del Eurogrupo este sábado. Aumenta, así, la tensión sobre España para que pida ayuda Europa. Pese a que la agencia Reuters informaba de que la solicitaría este fin de semana, el Gobierno lo ha desmentido. Bruselas y el BCE, en todo caso, insisten en que el rescate bancario se pida cuanto antes.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy

Arrecia la presión para que España solicite cuanto antes un préstamo al fondo de rescate de la zona euro con el que completar la recapitalización de su sector bancario. Fuentes citadas por Reuters y Bloomberg aseguran que la petición se cursará este mismo sábado. De hecho, mañana se celebrará un Eurogrupo vía telefónica al respecto.

La secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández Currás, ha sido la primera en desmentir el rescate. Posteriormente, Soraya Sáenz de Santamaría, a preguntas de los periodistas tras el Consejo de Ministros, ha negado también el inminente rescate. "En estos momentos, el FMI está trabajando y también los evaluadores para ver cuáles son las cifras del saneamiento financiero. El Gobierno tiene que esperar. Una vez que se conozcan las cifras, el Ejecutivo tomará una decisión al respecto", ha asegurado.

Según ha comentado a Cinco Días fuentes de la comisión, "no hay noticias de una petición española. Si llegase, los instrumentos están preparados para ser usados de acuerdo con las líneas de actuación acordadas".

Pero otras capitales europeas, Berlín en particular, quieren zanjar el rescate este mismo fin de semana para afrontar las inciertas elecciones griegas (17 de junio) con uno de los focos de inestabilidad resueltos. A favor de la tesis alemana juega el hecho de que hoy mismo se conocerán los resultados de la valoración realizada por el Fondo Monetario Internacional y que, según reconoció el ministro español de Economía, Luis de Guindos, no distará mucho de la que hagan las consultoras.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha afirmado no obstante que su país no va a ejercer ningún tipo de presión para que ningún Estado de la zona euro solicite un rescate. "Es cuestión de cada país presentar la solicitud, y de momento eso no ha ocurrido".

"España debería aceptar cuanto antes la oferta que se le hace", señalan fuentes comunitarias. "Buscar otras fórmulas solo retrasa la solución y agrava el problema. Además, las condiciones serán mucho más duras cuando entre en vigor el nuevo fondo de resecate [MEDE o Mecanismo europeo de estabilidad]". Se espera que el MEDE esté en funcionamiento el próximo mes de julio, aunque no hay certeza sobre ese calendario.

La petición de ayuda debe dirigirse a Jean-Claude Juncker, presidente del Eurogrupo (consejo de ministros de Economía de la zona euro) y, según las normas actuales, debería identificar el nombre de las entidades que van a ser socorridas. La CE, el BCE y la Autoridad Bancaria Europea deben comprobar que se cumplen los requisitos para el préstamo. A partir de ahí, se negociarán las condiciones que debería cumplir España, relacionadas con el sector financiero y con el cumplimiento de los ajustes presupuestarios previstos en el Programa de Estabilidad.

La información de Reuters no incluye el monto del rescate. No obstante, el FMI ya ha redactado un informe sobre las necesidades de capital de la banca española. Según publicó la misma agencia Reuters ayer, este informe desvelaba la necesidad de inyectar 40.000 millones en el sector financiero.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo el miércoles que la ayuda a la banca española debería depender de las valoraciones independientes que se están haciendo sobre las carteras crediticias de los bancos. Y que debía ser realista.