El Gobierno prepara un nuevo decreto para hipotecas, consumo y empresas

Europa exige más provisiones para activar la ayuda directa a la banca

Europa exige a la banca española un tercer ejercicio de saneamiento a cambio de inyectarle capital de forma directa. Y el Gobierno ya trabaja en un nuevo decreto que establecería un nivel de provisiones para las hipotecas de particulares del 3%, a los préstamos a empresas del 12% y al crédito al consumo del 20%.

Europa exige más provisiones para activar la ayuda directa a la banca
Europa exige más provisiones para activar la ayuda directa a la banca

La desconfianza que despierta la banca española en Europa ha llegado a tal extremo que las autoridades comunitarias han decidido someter al sistema financiero nacional a una auténtica ordalía. Diversas fuentes financieras informan de que Bruselas condiciona la entrega de ayudas directas a las entidades de crédito a una nueva ronda de provisiones. La prueba ya ha sido bautizada: será el real decreto Guindos III.

Los saneamientos impuestos hasta ahora (RD 2/2012 y 18/2012) implican reforzar las provisiones específicas por activos adjudicados y a créditos en mora del sector promotor, así como incrementar las dotaciones genéricas por préstamos vivos al ladrillo.

Las medidas que sopesan ahora las autoridades comunitarias irían más allá. Fuentes sectoriales señalan que Europa exigirá a la banca disponer de una cobertura reforzada para los préstamos hipotecarios otorgados a particulares. Este segmento de negocio es el de mayor calidad crediticia en el país. Bruselas demandaría disponer de una cobertura media del 3% para estos créditos, que ya ha asumido Bankia en su plan de saneamiento. Otra de las medidas que propone el Ejecutivo comunitario es configurar una provisión para préstamos a empresas que rondaría el 12%. Esta es una de las grandes fuentes de preocupación de las entidades porque el negocio con pymes representa cerca del 40% del balance de muchos bancos. La tercera exigencia del nuevo real decreto sería una provisión que oscilaría entre el 17% y el 20% en crédito al consumo.

Los banqueros indican que estas cifras son preliminares. Los porcentajes tanto en hipotecas como crédito a empresas y consumo corresponderían a una media resultante del refuerzo de la cobertura por préstamos fallidos, así como una dotación genérica para los créditos al corriente de pago.

Auditoría externa

En el sector explican que la nueva vuelta de tuerca de dotaciones será concretada cuando Roland Berger y Oliver Wyman concluyan sus trabajos. Economía contrató a estas consultoras para revisar los libros de la banca española y emitir un informe sobre el déficit de provisiones que acusa el sector. Un banquero reconoce que "si se ha exigido a Bankia que realice dotaciones por su exposiciones a empresas, pymes y particulares tras su rescate, lo lógico es que a los demás se nos trate con el mismo rasero. Por eso todos pensamos que habrá un real decreto Guindos III".

Los mentideros financieros aclaran que la batuta del proceso la lleva el comisario europeo de Asuntos Económicos, el finlandés Olli Rehn. El papel del Ministerio de Economía español sería el de mero ejecutor de la medida. Las mismas fuentes indican que el nuevo real decreto no se concretará hasta que se nombre un nuevo gobernador para el Banco de España en sustitución de Miguel Ángel Fernández Ordóñez, quien ha adelantado un mes su salida tras tener serios choques con el actual Gobierno del PP. El texto que determine la nueva ronda de saneamientos debe estar listo a finales de junio o, incluso, entrado julio.

La nueva vuelta de tuerca será muy dura para los bancos. "El decreto puede llevar a todo el mundo a pérdidas, incluso a los grandes bancos. La idea es que los accionistas y acreedores de las entidades contribuyan al saneamiento demandado y se allane la entrada del dinero europeo", remata otro banquero.

Las cifras

3% sería la cobertura exigida para préstamos hipotecarios a particulares.

12% son las provisiones para créditos a empresas.

20% pueden alcanzar las dotaciones para préstamos al consumo.