Por su elevada exposición a la deuda alemana

Chipre reconoce que existe "una posibilidad seria" de que tenga que recurrir al fondo de rescate

El Gobierno de Chipre ha reconocido que existe "una posibilidad seria" de que tenga que recurrir al fondo de rescate europeo para poder hacer frente a los problemas creados por la excesiva exposición de los bancos del país a la deuda griega.

"Se están haciendo varios esfuerzos, pero la posibilidad de que recurrir al mecanismo de estabilidad financiera para apoyar al sistema bancario, debido a los problemas creados por la excesiva exposición de los bancos a Grecia, es una posibilidad seria", aseguró en un encuentro con los medios el portavoz adjunto del Gobierno, Christos Christofides.

Christofides añadió, sin embargo, que también existen otras posibilidades, pero evitó concretar más sobre este aspecto, salvo para afirmar que se pueden encontrar préstamos "en otros sitios". En su opinión, en este esfuerzo es necesaria la contribución de todos, "lejos de consideraciones mezquinas".

Según recoge el Gobierno en un comunicado, el portavoz aclaró que si Chipre recurre al fondo de rescate será solo para ayudar al sistema bancario, ya que prevé que su déficit se sitúe este año por debajo del 3%, en concreto en el 2,5%, en comparación con el 6,4% en el que cerró 2011.

Para ello, y ante el empeoramiento de la situación económica, recalcó que el Ejecutivo prevé adoptar nuevas medidas para no desviarse demasiado de su objetivo del déficit, aunque incidió en que todo su peso no va recaer en el ciudadano medio, ya que continuos recortes y austeridad "brutal" llevan a un circulo vicioso de recesión económica como ha ocurrido en Grecia y otros lugares.

Este lunes, el gobernador del Banco Central de Chipre, Panicos Demetriades, no descartó que el país necesite un rescate financiero internacional mientras que acerca la fecha límite a finales de mes para que el país recabe los 1.800 millones de euros para recapitalizar al Banco Popular, el segundo mayor del país.