La patronal vaticina 5.300 millones menos en consumo

FIAB cree que el alza del IVA restaría 63.000 empleos en alimentación

La patronal de alimentación y bebidas FIAB considera que un alza del IVA de dos puntos detraería del consumo privado 5.300 millones de euros, y causaría la pérdida de 63.000 empleos hasta 2015.

Un eventual incremento del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) en dos puntos podría producir una pérdida media de hasta 63.000 empleos en el sector de la alimentación y bebidas entre los años 2012 y 2015, así como una reducción media de 5.292 millones de euros en el consumo de los hogares españoles en el mismo periodo.

Según el Informe económico 2011 de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), difundido este lunes, la reducción de la ocupación en el sector alimentario se traduciría, a su vez, en un aumento medio de 0,12 puntos porcentuales en la tasa de paro de la economía española en los próximos cuatro años.

Además, apunta a que el incremento en la fiscalidad indirecta en el sector conllevaría un aumento medio de 0,12 puntos porcentuales en la tasa de inflación del conjunto de la economía.

"El incremento en el nivel general de precios dificultaría aún más la recuperación de la producción agregada que pudiera producirse en los próximos años, reduciendo dinamismo a la fase alcista que, según las últimas Perspectivas de la Economía Mundial del Fondo Monetario Internacional, se iniciaría en 2013", según recoge el informe.

Por su parte, el estudio de FIAB apunta a que la caída del consumo supondría que el valor medio de la producción real durante los próximos cuatro años podría reducirse en 2.739 millones de euros constantes. "Esta caída de la producción agregada generaría una contracción de 0,15 puntos porcentuales en la tasa media de crecimiento real durante la presente legislatura", agrega.

Estas estimaciones derivan de unas simulaciones realizadas con un modelo econométrico sobre el impacto macroeconómico de un incremento del IVA en dos puntos.

La industria española de alimentación y bebidas facturó 83.773 millones de euros en 2011, lo que representa un incremento del 1,8% respecto al ejercicio anterior, y registró un ligero incremento del 0,4% en el empleo, hasta sumar 446.300 puestos de trabajo.

El año pasado, las exportaciones alimentarias de España superaron por primera vez a las del automóvil.