Goirigolzarri asegura que la actividad de la entidad es "básicamente normal"

El Gobierno lanza una señal de confianza sobre el futuro de Bankia

El Gobierno lanzó ayer un mensaje de tranquilidad a los clientes de Bankia, tras una nueva jornada de infarto en Bolsa. El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, recordó a los depositantes que ahora pueden estar "más seguros" después de que el Estado haya recapitalizado el grupo. El nuevo presidente del banco, José Ignacio Goirigolzarri, explicó que la actividad de Bankia está siendo "normal".

El Gobierno lanza una señal de confianza sobre el futuro de Bankia
El Gobierno lanza una señal de confianza sobre el futuro de Bankia

Los clientes y depositantes de Bankia pueden estar tranquilos. Este es el mensaje unánime con el que salieron ayer a la palestra el Gobierno y los nuevos gestores de la entidad. La renuncia de Rodrigo Rato como presidente y la solicitud de recibir capital público por parte de BFA (matriz de la entidad) -que tuvieron lugar la semana pasada-, han sembrado una gran incertidumbre sobre el futuro de la entidad. Por ello, el Ejecutivo quiso lanzar ayer una señal contundente de confianza.

El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, aseguró que Bankia es un proyecto que tiene "franquicias, tamaño y un potencial extraordinario" para llegar a ser un "éxito de futuro" y recordó que, en este momento, está presentando los planes de viabilidad que le requirió el Banco de España. Latorre también pidió, durante una rueda de prensa para valorar la evolución del PIB durante el primer trimestre, "dar un mínimo de tiempo" al nuevo equipo liderado por José Ignacio Goirigolzarri, para que pueda configure los planes de saneamiento del grupo.

Un nivel normal de retirada de depósitos

BANKIA 2,35 -2,89%

Respecto a las informaciones que hablaban de un nivel superior al habitual de retirada de efectivo por parte de clientes de Bankia, el secretario de Estado desmintió que se estuviera produciendo tal fuga. Los depositantes, explicó, tiene que estar hoy "más seguros" que hace unas semanas, ya que el Estado va a aportar el capital necesario para garantizar la viabilidad de la entidad.

En concreto, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) convertirá en acciones los 4.465 millones de euros que había aportado a BFA en 2010 como préstamo. Esta medida supondrá la nacionalización casi completa de la matriz y abocará a sus accionistas (Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas pequeñas) a convertirse en fundaciones, como ayer reconoció el presidente de Caja Segovia, Atilano Soto.

Desde Bankia, también quisieron sumarse al mensaje de apoyo lanzado desde el Gobierno. Goirigolzarri, en unas declaraciones realizadas a Efe Televisión, pidió a los clientes del banco que estén "muy confiados, muy seguros", porque Bankia es una entidad "tremendamente sólida". También explicó que la actividad del grupo está siendo "básicamente normal".

Durante la mañana, los títulos bursátiles de Bankia estuvieron en caída libre, desplomándose a mediodía hasta un 29%. Sin embargo, tras las declaraciones institucionales llamando a la calma, el descenso se fue moderando hasta cerrar con un recorte del 14% (1,42 euros por acción). La cotización de la entidad financiera encadena así 10 jornadas consecutivas de descensos.

Unas horas antes de las declaraciones de Gorigolzarri, Bankia remitió un comunicado a la CNMV asegurando que la operativa de la entidad "ha transcurrido dentro de los parámetros habituales en la red de oficinas, durante las últimas semanas y que las salidas de depósitos están siendo las habituales para una primera quincena de mayo".

'Sale & lease back'

Bankia tiene previsto vender activos inmobiliarios por importe de 400 millones de euros, en una operación de sale & lease back, con la que pasará de ser propietario a inquilino. El grupo presidido por José Ignacio Goirigolzarri planea incluir una mezcla de oficinas y otros edificios, según publica la agencia Bloomberg. Bankia ofrecería una rentabilidad a la entidad compradora de entre el 8% y el 9%. El banco ya había anunciado que planea desinversiones para cumplir con las exigencias de provisiones.

El director financiero sale del grupo

La designación de dos nuevos directores generales en Bankia -José Sevilla (al frente del área financiera, riesgos y participadas) y Antonio Ortega (al frente de medios, tecnología y recursos humanos)- ha empezado a provocar los primeros movimientos en el anterior equipo gestor.

El hasta ahora director financiero y de riesgos del grupo, Ildefonso Sánchez-Barcoj, y el director general adjunto de auditoría interna, Miguel Ángel Soria, han presentado su dimisión, según explican fuentes financieras. Sánchez-Barcoj es un directivo histórico de Caja Madrid, donde trabajó bajo las órdenes de cuatro presidentes. Tras la fusión con Bancaja y otras cinco pequeñas cajas (en el grupo BFA, matriz de Bankia) siguió ocupando importantes responsabilidades. Miguel Ángel Soria procedía de Bancaja, donde ocupaba el cargo de director financiero.

Fuentes del mercado aseguran que en los próximos días podría haber nuevas renuncias de otros directores generales designados por Rodrigo Rato, como Juan Chozas (recursos humanos) o Fernando Sobrini (banca de particulares).

En paralelo a las salidas, Goirigolzarri sigue configurando su nuevo equipo con fichajes. La última persona en sumarse al proyecto ha sido Amalia Blanco Lucas que ocupará el cargo de directora de comunicación y relaciones externas y reportará directamente al presidente. Anteriormente ocupó este mismo puesto en Ferrovial y Gamesa.