Ciencia & Salud. Terapias avanzadas

El primer medicamento celular llega a España

El ChondroCelect, de la firma TiGenix, abre el camino a estos fármacos

Unos nuevos fármacos que parecían de ciencia ficción ya están a disposición de los médicos. Un equipo de cirujanos del Instituto Dexeus de Barcelona (grupo USP Hospitales) ha utilizado por primera vez en España un medicamento celular, el ChondroCelect, de la compañía TiGenix, indicado para regenerar el cartílago.

La Agencia Europea del Medicamento considera como fármaco a cualquier terapia que utilice células para curar a un paciente. El ChondroCelect, a base de condrocitos, es el primer y único fármaco de este tipo aprobado en Europa. Se utilizó a finales de enero (aunque se acaba de conocer) en un paciente de 41 años. La intervención requiere dos fases. En la primera se obtienen células del cartílago sano a través de una biopsia para obtener células cultivadas en el laboratorio, y luego se implanta el producto en la rodilla maltrecha. "En Andalucía desarrollamos los condrocitos en un banco de tejidos en Málaga, pero entendemos que a la mayoría de los hospitales les compense comprar el ChondroCelect", explica Natividad Cuende, directora de la Iniciativa Andaluza en Terapias Avanzadas.

El producto de TiGenix cuesta 19.000 euros. Actualmente negocian con Sanidad el reembolso para poder utilizarlo en los servicios de salud. Un precio increíblemente alto comparado con un fármaco convencional, pero que para Eduardo Bravo, consejero delegado TiGenix, es más barato a largo plazo. "La alternativa es una prótesis, rehabilitación y, al cabo de los años, el paciente acaba en una silla de ruedas". Actualmente ya se ha comercializado el producto para más de 100 pacientes en toda Europa. Las previsiones de TiGenix pasan por vender más de dos millones de euros durante este año y "entre 30 y 40 millones en toda Europa en el mejor año, que esperamos que llegue en 2015", explica.

Otras dos españolas, Genetrix e Histocell, trabajan en este negocio

"Creo que en los próximos cinco años saldrán al mercado europeo media docena de estos fármacos. Será el primer pequeño desembarco", señala Bravo. Según las estimaciones del sector, en 2016, la industria mundial de fármacos basados en terapias celulares podría alcanzar los 13.000 millones de euros. La Agencia del Medicamento de EE UU (la FDA) ya ha aprobado cinco productos para ese país.

TiGenix, surgida de la fusión con la española Cellerix en 2011, fabrica el medicamento en su planta de Lovaina. Aparte de esta compañía, el grupo Genetrix e Histocell son de los pocos que trabajan en este campo. La vasca Histocell ensaya con uno para la fibrosis pulmonar y acaba de firmar un acuerdo con el laboratorio Ferrer para conseguir un fármaco celular contra las lesiones medulares. Genetrix ultima uno contra el párkinson y otro contra el infarto de miocardio.