BBVA entre ellas

El 58% de los tenedores de deuda griega se suman al canje de deuda

La banca se va sumando poco a poco al plan de canje de deuda griega. El Comité de Inversores Acreedores Privados de Grecia (IIF) ha anunciado que un grupo de entidades, tenedoras del 58% de la deuda griega en manos de acreedores privados ha aceptado la quita del 53,5% en sus bonos soberanos helenos.

Grecia vive una verdadera cuenta atrás hasta las 20:00 horas de mañana, el momento en que vence el plazo para que los acreedores privados de su deuda, que poseen bonos por alrededor de 200.000 millones de euros, acepten el plan de reestructuración que debe activar el segundo plan de rescate a Grecia. El gobierno griego propone a sus acreedores una quita del 53,5% y el canje de los bonos restantes, lo que implica una pérdida total para la banca que puede llegar al 70%.

Atenas no dará por bueno el programa de canje a menos que tenga una aceptación del 75%, si bien aspira a que alcance un 90% de éxito. El ministro de finanzas, Evangelos Venizelos, ha declarado esta mañana que los fondos de pensiones griegos también se suman al canje, con un importe de 17.000 millones de euros de deuda. Y ha mostrado su confianza en que Grecia reduzca su deuda sobre el PIB al 120% en 2020, desde el 160% actual y tal y como contempla el plan de rescate, un objetivo puesto en duda por el mercado. Para Venizelos, esa meta es "realista". Los seis mayores bancos griegos ya anunciaron el martes su participación en el canje de deuda, con una contribución de alrededor de 40.000 millones de euros de bonos sujetos a la quita, según cálculos del diario griego Ekathimerini. Y Venizelos ha anunciado hoy en la radio Real FM Radio que el fondo de pensiones griego también se sumará, con una contribución de cerca de 17.000 millones.

El canje de deuda con los acreedores privados es pieza fundamental e indispensable para el rescate. Un grupo de entidades, tenedoras del 58% de la deuda griega, han anunciado a través del Comité de Inversores Acreedores Privados de Grecia (IIF) su participación en el canje. Anteriormente, 30 entidades habían aceptado la quita, entre ellas Ageas, Allianz, Alpha Bank, AXA, Banque Postale, BBVA, BNP Paribas, CNP Assurances, Commerzbank, Crédit Agricole, Crédit Foncier, DekaBank, Deutsche Bank, Dexia, Emporiki Bank of Greece, Eurobank EFG, Generali, Greylock Capital Management, Groupama, HSBC, ING, Intesa San Paolo, KBC, Marfin Popular Bank, Metlife, National Bank of Greece, Piraeus Bank, Royal Bank of Scotland, Société Générale y Unicredit.

Dichas entidades se acogerán a la quita por los títulos que tienen en sus carteras, por cuenta propia o ajena, y que se elevan a unos 81.000 millones de euros y han puntualizado que ni el comité ni ninguno de sus miembros hace recomendaciones a otros tenedores de deuda griega. "Cada uno debe tomar sus propias decisiones sobre si participa o no en la oferta de canje, sobre la base de su propio interés particular y de los consejos y asistencia de sus asesores", señalan.

El Gobierno griego amenazó ayer con el impago total a los inversores que no participen en la operación de canje de bonos que se ha puesto en marcha para condonar 107.000 millones de euros de los 206.000 millones de deuda helena en manos privadas. El plazo para aceptar el trato vence mañana jueves a las 20:00 horas.

El canje de bonos es una precondición para la puesta en marcha del segundo rescate a Grecia por valor de 130.000 millones de euros. Los ministros de Economía de la eurozona celebrarán el viernes una teleconferencia para examinar los resultados de la operación y decidir si desbloquean definitivamente el nuevo plan de ayuda.