Necesidad de sanear el balance

Rajoy pide a la banca que no niegue crédito a empresas y familias solventes

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reclamado hoy a las entidades bancarias que no nieguen el crédito ni a los proyectos viables ni a las familias solventes, porque de esa forma contribuirán a la creación de empleo, a la competitividad empresarial y al crecimiento económico.

El consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián; el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; junto a Rodrigo Rato, presidente de Bankia, y el economista Juan Iranzo
El consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián; el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; junto a Rodrigo Rato, presidente de Bankia, y el economista Juan Iranzo

En su intervención en un encuentro financiero internacional organizado por Bankia y el diario El País, el presidente ha explicado que el primer eje de la reforma financiera llevado a cabo por el Ejecutivo consiste en el saneamiento de los balances de las entidades.

Sin embargo, ha afirmado que la solución a ese problema "no puede pasar por negar créditos a proyecto viables ni a familias solventes". Según ha explicado, el objetivo último de la reforma financiera es que se pueda recuperar "el fruto de negocio bancario: comprometerse con el tejido económico y volcarse con la sociedad".

A su juicio se trata de algo obvio, pero ha dicho que cuando se ve obligado a subrayar la importancia de lo evidente "es que algo falla", como "lamentablemente" pasa en el caso de la economía española.

Reforma financiera y crédito

Rajoy ha dicho sobre la reforma financiera que "hay que mejorar la credibilidad y la transparencia, así como restaurar la liquidez y la fortaleza de las entidades financieras españolas a nivel nacional e internacional". En su opinión este debe ser el punto de partida para que las entidades recuperen su acceso a los mercados de capitales y para que se encuentren en mejor posición para conceder crédito.

También ha señalado que "partimos de unos niveles muy elevados de endeudamiento, pero la solución no puede pasar por negar créditos a proyectos viables ni a familias solventes". "Si algún sector ha sufrido de forma dramática el colapso del crédito y la morosidad de las administraciones, ese ha sido el de las pymes y profesionales autónomos"..."El crédito a empresas se ha desplomado en un año 40.000 millones de euros, frente los 27.000 millones de caída en el crédito a familias".

"Queremos que las entidades españolas sean fuertes, solventes y creíbles, para que vuelvan a financiar proyectos viables e innovadores".