Animan a las empresas a invertir

La banca replica a Guindos: "Hay menos crédito, porque falta demanda solvente"

Los consejeros delegados de Banco Sabadell y Bankia, Jaime Guardiola y Francisco Verdú, han replicado al ministro de Economía que la banca no da créditos porque no hay una demanda solvente.

El debate sobre el cierre del grifo bancario empieza a tomar tintes bizantinos. La clase política acusa reiteradamente a la banca española de que no ofrece financiación a la economía real, mientras que el sector se defiende diciendo que no pueden prestar más porque falta demanda solvente.

En un nuevo asalto de este debate, algunos de los principales directivos bancarios españoles han respondido hoy a las declaraciones del ministro de Economía, Luis de Guindos, que justificaba la última reforma financiera diciendo que el sector bancario español es uno de los que más ha restringido el crédito de toda la Unión Europea.

"Si ponemos el acento en el crédito, nos equivocamos de diagnósito", asegura Jaime Guardiola, consejero delegado de Banco Sabadell, durante su intervención en el Encuentro Financiero Internacional Bankia 2012. "Está muy extendido el lugar común de que España saldrá de la crisis cuando fluya el crédito. Es una condición necesaria, pero no suficiente". El número dos de Sabadell destaca que lo prioritario es que mejoren las condiciones para que empresas y particulares se animen a invertir.

El consejero delgado de Bankia, Francisco Verdú, daba la razón a Guardiola: "En España debemos desapalancarnos todos: empresas, familias, administraciones públicas...". El directivo se mostró convencido de que no hay ninguna entidad financiera española que haya negado operaciones de financiación a proyectos solventes. "Nosotros estamos deseando que fluya el crédito, porque vivimos de dar crédito. El 'carry trade' nos da negocio para seis meses, pero necesitamos dar financiación", explicaba Verdú.

El sector defiende su imagen y se exculpa de responsabilidad

Junto con los argumentos por los que la concesión de créditos está restringida, el sector ha aprovechado también para defender su imagen y su papel en la actual crisis, casi en una especie de terapia colectiva. La consejera delegada de Bankinter, Maria Dolores Dancausa, ha afirmado que "la responsabilidad de la banca ha sido menor de lo que se cree. Ha habido algunas sinvergonzadas en el sector bancario, que han dado muy mala reputación. La sociedad española nos ve muy mal". Y ha reconocido que existe "una maldición encima de nosotros contra la que tenemos que trabajar".

Jaime Guardiola, consejero delegado de Sabadell, ha matizado que "la banca tiene una responsabilidad en esta crisis. En España nos hemos metido en la crisis solitos". Aun así, en su opinión, "si pensamos que la crisis es por los bancos y por la falta del crédito, en lugar de pensar que es por los problemas de España y la falta de competitividad, estaremos errando". Para Guardiola, de diez banqueros, uno ha caído en malas prácticas que han dañado la imagen del conjunto del colectivo.

Para Francisco Verdú, consejero delegado de Bankia, se ha demonizado a los banqueros, y para Roberto Higuera, vicepresidente de Banco Popular, hay que volver a las buenas prácticas bancarias, aunque ello suponga un aumento en el precio de los créditos. "Los préstamos hay que basarlos en la capacidad de devolución, y no en la valoración de las garantías. Esto no le va a gustar a los clientes, porque supondrá dar créditos a precios más caros. Era exagerado dar créditos a Euríbor más 0,2%", ha señalado.