La presidenta Cristina Fernández de Kirchner podría decretar medidas

España intenta frenar la escalada de tensión entre Argentina y Repsol

España está hoy pendiente de Argentina por el futuro incierto de la petrolera YPF, en la que Repsol tiene mayoría accionarial. Según la prensa argentina, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner podría decretar, esta misma tarde ante el Congreso, medidas sobre la petrolera aunque el aparato diplomático español intenta evitar la ruptura. YPF cayó en Bolsa un 15% ayer.

Argentina afronta el reto de evitar el contagio de la crisis global a su economía
Argentina afronta el reto de evitar el contagio de la crisis global a su economía

La escalada de declaraciones del Gobierno argentino con YPF -donde Repsol cuenta con el 57,43% de las acciones- ha llegado a su punto de máxima tensión, y hoy se conocerá su resolución cuando se estima que la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, anuncie medidas que afecten a la petrolera. Ante este riesgo, y según informa el diario El País, el ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria, ha viajado la madrugada del lunes a Buenos Aires para mediar en los desencuentros del Gobierno y la compañía, al igual que lo habría hecho el Rey Juan Carlos a través de una llamada telefónica a la mandataria argentina.

Las posibilidades que se barajan, según los medios argentinos, hacia YPF son la intervención de la empresa, la compra de acciones para despojar a Repsol de la mayoría o la declaración de utilidad pública de las reservas, aún cuando la jurisdicción y concesiones esté en manos de las provincias. Una opción que parece haber quedado atrás es un intento de nacionalizar la compañía, debido a los altos costos que tendría para el Estado. En todo caso, YPF cayó ayer en Bolsa un 15% y bajó el 23,7% en febrero. Hoy, Repsol cotiza con alza del 2,2%.

En todos los casos, y al requerir la aprobación de una ley en el Congreso, el Gobierno cuenta con la mayoría para hacerlo y podría recabar apoyos de otros partidos bajo la premisa de "recuperar soberanía". Cristina Fernández de Kirchner emitirá su discurso anual ante el Congreso de la Nación al mediodía (16 horas en España). El eje -según reflejan los medios argentinos- estará puesto en YPF y Gran Bretaña por el reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas.

Por su parte, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha considerado que "en el último mes YPF viene siendo objeto de algunas críticas injustas y de advertencia por parte de las autoridades nacionales y provinciales, así como de notificaciones de diferentes expedientes administrativos, incluyendo amenazas de sanciones o restricciones con dudoso fundamento legal".

Brufau en el último mes ha viajado más de una vez a Buenos Aires para reunirse con ministros argentinos y encabezar reuniones del consejo de administración de YPF. La última reunión del consejo de administración desarrollada la semana pasada ha sido declarada "irregular" por la Comisión de Valores de Argentina, que atendió una reclamación del Gobierno.

Además, este año el Gobierno argentino ha denunciado a YPF por aplicar sobreprecios en la venta de combustible para el transporte público y para Aerolíneas Argentinas, y ha restringido cualquier operación de importación o exportación de hidrocarburos por una deuda con el fisco de seis millones de euros. También los gobernadores de provincias petroleras y el Gobierno central se quejaron por la baja de la producción y las inversiones en los pozos del país, amenazando a la compañía con quitar concesiones.

YPF ha respondido con un informe en la Comisión Nacional de Valores donde muestra que aumentó un 50% su inversión en Argentina con 2.305 millones de euros destinados a la exploración, producción, refinería, logística y comercialización.