Desde 2.500 millones

Portugal sube a 3.000 millones de euros la subasta de deuda del miércoles

Portugal ha decidido aumentar desde 2.500 hasta 3.000 millones de euros la subasta de deuda que realiza este miércoles, que es la de mayor cuantía desde su rescate financiero en mayo y la primera que incluirá títulos a un año.

El Tesoro portugués ha informado hoy, varias horas después del cierre de los mercados, de que elevaba el máximo de la subasta "debido a la demanda específica de los inversores".

La emisión coincide con el inicio del tercer examen a Portugal de la troika formada por la UE, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE), que analizarán el cumplimiento de las condiciones exigidas a Lisboa para desembolsar los diversos tramos del rescate, de 78.000 millones de euros.

La subasta lusa del miércoles se produce en un escenario de caída de los intereses que penalizan las obligaciones lusas, tras los máximos alcanzados hace un par de semanas, cuando el bono a diez años, que sirve de referencia, superó el 17%.

En el mercado secundario la deuda portuguesa a diez años cotizaba hoy alrededor del 12%, pocas décimas más que el lunes, pese al descenso de la nota de solvencia lusa anunciado al final de esa jornada por la agencia Moody's. La calificadora de riesgo rebajó en un escalón la nota de Portugal, de Ba2 a Ba3, dentro de un rango considerado ya como "bono basura", con la justificación de las malas perspectivas económicas del país.

Portugal registró en 2011 una caída del producto interior bruto (PIB) del 1,5%, según los datos divulgados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) luso. Este año se esperan peores cifras, con una recesión superior al 3% del PIB al concluir 2012.

Pese a este complicado escenario, el Tesoro luso se mostró hoy confiado en la demanda de deuda portuguesa que emitirá mañana, en proporciones no especificadas, tanto a corto plazo, de tres y seis meses, como de un año.