Logra el máximo previsto pese a la menor demanda

El Tesoro coloca 5.450 millones en letras a tipos inferiores

Prueba superada. El Tesoro ha colocado hoy 5.450 millones en letras a 12 y 18 meses y lo ha hecho a tipos medios del 1,89% y 2,308%, inferiores a la anterior subasta pese a la menor demanda. Consigue así el máximo previsto en la primera emisión tras la aprobación de la reforma laboral y el recorte de rating de Moody's ayer.

La rebaja de calificación de Moody's ayer llega en un semana delicada en la que el Estado se enfrenta al mercado una vez más con dos subastas de deuda. Un obstáculo que no ha impedido al Tesoro saldar con éxito el primer examen hoy tras la aprobación de la reforma laboral la semana pasada. En concreto ha emitido 5.450 millones en letras a 12 y 18 meses, una cantidad con la que logra casi alcanzar el objetivo máximo establecido para la emisión, situado entre 4.500 y 5.500 millones de euros.

La elevada demanda, algo que viene ocurriendo en las últimas emisiones, ha vuelto a ser decisiva y ha permitido al Tesoro abaratar los costes de financiación. En total ha recibido peticiones por 13.885 millones, una cantidad, eso sí inferior a la obtenida en la subasta realizada el pasado enero.

La emisión a 12 meses ha generado más interés. Las peticiones han alcanzado 6.680 millones a este plazo y el Tesoro ha adjudicado 2.943 millones, un ratio de cobertura de 2,27 veces, inferior al 3,54 de la emisión de enero. El tipo de interés medio, eso sí, se redujo al 1,89% frente al 2,049 anterior. En cuanto a la colocación a 18 meses, el Tesoro ha adjudicado 2.502 millones tras recibir peticiones por 7.205, un ratio de cobertura de 2,88 veces, inferior al 3,23 veces de la colocación anterior. En este tramo el tipo medio se fijó en el 2,308%, menor también al 2,399% de la subasta de enero.

El Tesoro Público intentará captar esta semana hasta 9.500 millones de euros en dos subastas de deuda, las primeras también después de que el Parlamento griego haya dado el visto bueno al plan de ajuste necesario para recibir nuevas ayudas.

La próxima cita llegará el jueves cuando el Tesoro colocará tres emisiones con vencimiento en 2015 y 2019, y el objetivo de la colocación oscila entre 3.000 y 4.000 millones de euros.

La anterior emisión de deuda del Tesoro español, que tuvo lugar el 2 de febrero, se saldó con un notable éxito, ya que se colocaron 4.560 millones de euros en bonos a tres y cinco años con una importante rebaja en el interés aplicado, hasta niveles de octubre de 2010. Ese día España sumó siete subastas consecutivas de deuda en las que ha logrado pagar menos por su emisión.

Seis días después, el Tesoro colocó 4.000 millones de euros en bonos a diez años a través de una emisión sindicada -en la que los bancos colocan directamente la deuda entre los inversores-, con una rentabilidad del 5,4 %, "sensiblemente inferior", según indicó el Ministerio de Economía, a la del anterior tramo del mismo bono, emitido en noviembre del año pasado, y que se acercó al 7 %.

En las cinco emisiones previstas en el calendario de emisiones del Tesoro celebradas este año, España

ha captado 28.500 millones de euros, a los que hay que añadir los 4.000 millones captados en la emisión sindicada. Estos 32.500 millones representan el 22 % de los vencimientos a los que debe hacer frente el Tesoro español este año, algo más de 144.000 millones de euros.