El Gobierno obtiene 10.900 millones

OHL, Aena y Ferrovial pierden en la subasta brasileña de aeropuertos

La gestión de los aeropuertos brasileños de Guarulhos (Sao Pulo), Viracopos (Campinas) y Brasilia, subastados hoy, han ido a parar a empresas argentinas, francesas y sudafricanas.

Guarulhos (Sao Pulo), Viracopos (Campinas) y Brasilia, subastados hoy en la Bolsa de Brasil, han ido a parar a inversores brasileños en consorcio con operadores aeroportuarios de Argentina, Francia y Suráfrica. De este modo, ha quedado frustrado el intento de empresas españolas, como Ferrovial, OHL y Aena, de acceder al mercado aeroportuario brasileño en un concurso que había levantado gran expectación.

Las firmas adjudicatarias tendrán que invertir 7.000 millones de euros en mejoras que deberán ser patentes antes de 2014, año en que Brasil acoge la Copa Mundial de Futbol. A cambio, el capital privado accede a la operación de las infraestructuras por un periodo que va de los 20 a los 30 años, dependiendo del aeropuerto.

La licencia para operar Guarulhos durante los próximos 20 años ha sido ganada por el Investimentos e Participacoes en Infra-Estrutura, en el que figura la operadora sudafricana ACSA. Su oferta por el mayor aeropuerto del país por tráfico de pasajeros ha sido de 16.200 millones de reales (7.2010 millones de euros).

FERROVIAL 25,33 0,96%
OHL 0,94 2,92%

El grupo de empresas denominado Triunfo Participacoes e Investimentos, con la francesa Egis Airport en sus filas, se ha llevado el aeropuerto de Viracopos por unos 3.800 millones de reales (1.690 millones de euros). Y Engevix Engenheria, con la que figuraba la aergentina Corporacion America, se ha alzado con la concesión de Brasilia con una puja de 4.500 millones de reales (2.000 millones de euros).

El valor total de la subasta fue de 24.500 millones de reales (unos 10.900 millones de euros), un 350% por encima de las expectativas mínimas del Gobierno brasileño.