_
_
_
_
Rubalcaba sopesa que su número dos sea una mujer para ganar adeptos

Máxima incertidumbre sobre el resultado del congreso del PSOE

Seis de los ocho secretarios provinciales andaluces apoyan a Chacón

Alfredo Pérez Rubalcaba
Alfredo Pérez RubalcabaEFE

Los apoyos a los dos precandidatos a dirigir el PSOE están tan repartidos que no existe ninguna certeza sobre quién puede proclamarse el día 5 nuevo secretario general del partido. Ambos, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, dicen sentir "buenas vibraciones", pero ninguno se atrevió ayer a ir más allá. De hecho, pasaron la última jornada de campaña (el congreso se inicia hoy y culmina el domingo) insistiendo en la idea de superar el debate sobre personas y pidiendo la unidad del partido, sea cual sea el resultado final. Los dos líderes remarcaron que es necesario que la organización salga reforzada con un proyecto nuevo.

Así se pronunció el secretario general de los socialistas extremeños, Guillermo Fernández Vara, quien dijo que "los españoles esperan de nosotros algo más que una discusión entre personas" y consideró esencial que su partido salga de esta cita con un "proyecto renovado". Además, instó a los delegados del PSOE extremeño a que "voten lo que crean que es mejor para España y para Extremadura y destacó que él ha sido en todo este proceso "enormemente respetuoso" con las posturas individuales de cada uno. "Mucho más que quién gane", Vara admitió sentirse preocupado por que el partido salga del congreso "unido" y "con fuerza e ilusión de no defraudar a millones de españoles".

Pérdida de derechos

Entre tanto, Rubalcaba afirmó que es posible que, si finalmente es elegido, su número dos en la dirección del PSOE sea una mujer. "Es una posibilidad que no le oculto que tengo que en la cabeza", respondió al ser preguntado por sus planes.

Antes de viajar a Sevilla para acudir al 38 Congreso Federal del PSOE, el exministro del Interior celebró su último acto público con feministas. Con ellas se comprometió a que, si gana, el partido sea "un refugio de las organizaciones feministas", en un momento en el que, con solo unas pocas semanas de Gobierno del PP, se está demostrando que hay "un grave riesgo de pérdida de derechos civiles de las mujeres".

Por su parte, Chacón, que celebró ayer por la tarde un último encuentro en Sevilla con los delegados al Congreso Federal por esta provincia, abogó por superar el inmovilismo y "abrir un nuevo tiempo para este partido porque hay una sociedad distinta que necesita respuestas diferentes". Andalucía ha sido una de las regiones donde ambos precandidatos han doblado sus esfuerzos por ganar apoyos, ya que se trata de la federación más numerosa puesto que aporta casi una cuarta parte de los 956 delegados que tienen derecho a voz y voto para elegir al nuevo secretario general. Los miembros de la ejecutiva saliente, entre los que se encuentran Zapatero, Rubalcaba y Chacón, no tienen derecho a votar.

El secretario general del PSOE andaluz, José Antonio Griñán, que no ha querido decantarse por ninguno de los dos dirigentes socialistas, eludió valorar el apoyo brindado por seis secretarios provinciales andaluces a Chacón.

Pese a la llamada a la unidad y democracia interna, también hubo lugar para la denuncia de supuesto juego sucio. El secretario provincial del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera, reveló ayer la existencia de "presiones ilícitas, ilegales e inmorales" que "vulneran absolutamente la libertad" de los 55 delegados de la provincia en apoyo a la candidatura de Chacón y criticó la actitud protagonizada tanto por la dirección del PSOE andaluz como por el presidente provincial del partido y presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, quien el miércoles anunció el respaldo de 33 delegados sevillanos a Chacón. Viera, que apoya a Rubalcaba, aseguró en una entrevista a la Cadena SER que "hace algún tiempo que dejé de creer" en la neutralidad de Griñán en este proceso.

Significativos apoyos y 'sonoros' silencios

Rubalcaba y Chacón no han dejado de elogiar el proceso de transparencia y democracia interna que supone celebrar el 38 Congreso Federal del PSOE. Ambos han insistido en que los 956 delegados con derecho a voto tendrán plena libertad para tomar su decisión, pero los dos han buscado rodearse de pesos pesados del partido para así decantar a su favor la balanza de los indecisos y dar más caché a su proyecto.Prueba de ello son los órdagos de ambos precandidatos. Felipe González es el de Alfredo Pérez Rubalcaba y María Teresa Fernández de la Vega el de Carme Chacón. La exministra de Defensa cuenta con el respaldo de ilustres socialistas, como los exministros Josep Borrell, Cristina Narbona, Francisco Caamaño, Juan Fernando López Aguilar, Leire Pajín y Miguel Ángel Moratinos. Junto a ellos cuenta con el beneplácito del expresidente del Senado Javier Rojo y el líder de los socialistas navarros, Roberto Jiménez.Otros reconocidos mandatarios que han respaldado su proyecto son Pere Navarro, del PSC, José Zaragoza, Juan Alberto Belloch y el expresidente del Congreso Manuel Marín. También la corriente crítica Izquierda Socialista se posicionó en favor de Chacón. Uno de los últimos en hacerlo fue Gregorio Peces-Barba.Rubalcaba no se ha quedado atrás. El lehendakari Patxi López, los diputados Diego López Garrido, María González y Juan Moscoso, así como la jefa de campaña el 20-N Elena Valenciano son solo una muestra. Además, forman parte de su cartel Ramón Jáuregui, Trinidad Jiménez, Jesús Caldera o Valeriano Gómez.Y como siempre, son también significativos los autodenominados neutrales hasta ahora: Zapatero, Blanco, Chaves, Iglesias, Griñán, Fernández Vara o Tomás Gómez.

Las propuestas económicas

Alfredo Pérez Rubalcaba1 Tasa Tobin: propugna un impuesto para las entidades financieras y otro tributo a las transacciones a nivel europeo.2 Sanciones: defiende multas para los gestores de bancos que incurran en malas prácticas.3 Empleo: planes específicos para la creación de puestos de trabajo. Bonificaciones temporales a la contratación.4 Fraude fiscal: prohibición de realizar pagos superiores a 3.000 euros en efectivo para combatir la economía sumergida. También defiende una mayor regulación financiera.Carme Chacón1 Impuestos: establecimiento de una escala progresiva de tributación para las rentas del capital como la del IRPF.2 Reforma laboral: plantea su exclusión de las medidas urgentes al asegurar que no crea empleo a corto plazo.3 Convenios: fomento de los convenios colectivos sectoriales para aumentar la protección de los trabajadores.4 Ayudas públicas: recuperación de la renta básica de emancipación para fomentar el acceso a una vivienda de los más jóvenes. Vinculación de las ayudas a la banca a la concesión de crédito.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_