Programa socialista

El PSOE definirá su propuesta de "una gran reforma fiscal"

El secretario de organización del PSOE, Marcelino Iglesias, ha asegurado que los militantes socialistas sarán del congreso "con un partido renovado, más fuerte y más unido". Además de elegir al nuevo secretario general del partido, el cónclave servirá para actualizar su programa y definir "la gran reforma fiscal" por la que apuesta el PSOE

El secretario de organización del PSOE, Marcelino Iglesias, ha asegurado que los militantes socialistas sarán del congreso "con un partido renovado, más fuerte y más unido". Ha añadido que se trata de un cónclave "profundamente democráctico, de militantes y delegados libres y democráticos". En su discurso de apertura de la cita socialista, Iglesias ha negado implícitamente las supuestas presiones que han denunciado algunos delegados por parte de los equipos de los candidatos a liderar el partido y ha presumido de que el PSOE es la fuerza política más democrática de España, una afirmación que ha sido recibida con aplausos por los asistentes.

Este viernes ha comenzado en Sevilla el 38 Congreso Federal del PSOE que elegirá entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón como el próximo secretario general del partido. La decisión está en manos de los casi 1.000 delegados que comenzaron a llegar este jueves a la capital andaluza. El nuevo líder del PSOE no se conocerá hasta mañana sábado, cuando se producirá la votación del nuevo secretario general que sustituirá a José Luis Rodríguez Zapatero.

Al Congreso acuden 987 delegados, pero sólo 956 tienen derecho a votar al próximo secretario general y a su Ejecutiva, concretamente los 936 elegidos en los territorios más los 20 que aportan las Juventudes Socialistas. Otros 16 delegados proceden de las organizaciones sectoriales del partido, que no participan en la elección de los órganos ejecutivos, aunque sí en la votación de enmiendas a la ponencia marco; los 15 restantes son delegados de la corriente interna Izquierda Socialista que asisten con voz pero sin voto.

Pero en el cónclave socialista no solo se elegirá al nuevo líder del partido sino que se actualizará el programa, que ha de concretar una alternativa económica al Gobierno del PP de cara a las próximas elecciones generales. Uno de los aspectos en los que pone el acento el programa marco del congreso socialista es la necesidad de "una gran reforma fiscal" que incluye la creación de nuevos tributos, uno para las entidades financieras y otro para las grandes fortunas. Este último sería el sucesor del impuesto sobre el patrimonio, que el Gobierno del PSOE recuperó para los ejercicios 2011 y 2012 y que el PP ha decidido mantener.

Según la ponencia marco, "el conjunto actual de impuestos se ha distorsionado hasta límites que hacen dudoso que cumpla actualmente con su función". Un "claro ejemplo" es el impuesto de sociedades, donde se produce "una fuerte diferencia entre el tipo legal y el tipo efectivo" por la aplicación de numerosas deducciones que, según el PSOE, merman significatimente la recaudación.

Con respecto a los candidatos a la secretaría general, los aspirantes necesitan recabar el aval de un 20% de los 956 delegados con derecho a voto, 192, pero no podrán hacerlo antes de las 21.00 horas del viernes, es decir, después de que se haya constituido la comisión electoral del Congreso, según han informado fuentes de Organización.

Los Estatutos prohíben a los aspirantes recoger más de un 30% de avales y prohíben también a los delegados avalar a más de un aspirante o se anularán todos los que haya entregado.

El congreso se ha inaugurado este viernes a las 12.00 con la elección de la mesa, que presidirá el andaluz José Antonio Griñán. Tras los discursos de apertura, a las 16.30 será el momento del discurso de José Luis Rodríguez Zapatero, que presentará el informe de gestión de su Comisión Ejecutiva Federal. Tras un debate sobre la gestión de la Ejecutiva y del resto de órganos federales, se votarán los informes.

Según la agenda provisional difundida por el PSOE, a las 21.00 horas se elige la Comisión Electoral y cinco minutos después se abre el plazo para presentación de candidaturas a la Secretaría General del PSOE. La jornada terminará a las 22.00 horas, después de la constitución de las comisiones de trabajo para debatir la ponencia marco.

El plazo para presentar candidatura a la Secretaría General del PSOE termina a las 9.00 horas del sábado, 4 de febrero. A las 9.30 horas está previsto un foro municipal y a las 11.00 se constituye el plenario y se proclama candidatos a los aspirantes que hayan logrado los avales suficientes.

Ese será el momento de los discursos de los dos aspirantes, en un orden que se decidirá por sorteo en el propio Congreso. Los 956 delegados votarán entre las 13.00 a 14.00 horas y a las 14.30 horas se conocerá el nombre del nuevo secretario general.

Por la tarde, a las 16.00 horas continuará el trabajo de las comisiones, que presentarán sus resoluciones al plenario a las 20.30. A las 21.00 horas comienza el plazo para presentar candidaturas a los órganos federales, hasta las 8.00 del domingo 5 de febrero.

En la jornada del domingo, entre las 9.30 y las 11.30 se votan estas candidaturas y a las 12.30 comienza la sesión de clausura, con la proclamación de resultados, la constitución de la nueva Comisión Ejecutiva Federal y el discurso de clausura del nuevo secretario general.

El jueves los dos precandidatos a la Secretaría General del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, apuraron las últimas horas antes del congreso para mantener reuniones y exhibir sus apoyos, en un intento de inclinar la balanza en un cónclave de resultado incierto.

Mientras muchos socialistas reconocen que el resultado está "muy abierto", colaboradores de ambas candidaturas aseguran que la previsión es muy buena para sus respectivos candidatos y atribuyen a los nervios o al recurso a un último cartucho los movimientos del equipo contrario.

Rubalcaba ha celebrado su último acto público en Madrid, acompañado de mujeres feministas, a las que ha prometido que el PSOE será "refugio" para sus organizaciones y combatirá las políticas del Gobierno que puedan poner en riesgo sus derechos. También ha abierto la puerta a nombrar una 'número dos' en la dirección del PSOE.

Flanqueado por las diputadas Elena Valenciano y María González, y la filósofa Amelia Valcárcel, Rubalcaba matizó informaciones de prensa que apuntaban al líder del PSE, Patxi López, como posible 'número dos', argumentando que ahora es el 'lehendakari' de todos los vascos pero que sin duda contará con él. "Lo que vaya a ser en el futuro depende mucho de él, por mí lo será todo", declaró el jueves en Antena 3.

Chacón, por su parte, terminó la campaña con una demostración de fuerza en Andalucía viajando a Sevilla y a Huelva. En Sevilla la exministra recibió el apoyo expreso de la secretaria de Organización del PSOE andaluz, Susana Díaz, en un acto en el que participaron 44 de los 61 alcaldes de la provincia y 78 de los 115 secretarios de agrupaciones.

Esta muestra de apoyo se suma al que le dieron el jueves los secretarios provinciales del PSOE de Almería, Córdoba, Granada, Huelva y Málaga, a los que se sumó el presidente del PSOE de Sevilla. El movimiento no ha sentado bien a Rubalcaba, pero porque en sus comunicados presumían que la mayoría de delegados de sus provincias iban a respaldar también a la exministra.

Rubalcaba ha dejado claro que le parece "fatal" que secretarios provinciales atribuyan intenciones de voto a delegados cuyo voto, al final, será individual y secreto, y ha asegurado que le consta que a muchos delegados también les molesta.

De hecho, ha puntualizado que los secretarios provinciales que le apoyan a él -en Andalucía son los de Jaén, Sevilla y Cádiz- lo han hecho a título individual. El exvicepresidente recibió el jueves otros apoyos puntuales como los del alcalde de Toledo, Emiliano García-Page; el de Vigo, Abel Caballero o el líder del PSdeG, Pachi Vázquez, que desveló que asumirá la posición "mayoritaria" de los 54 delegados gallegos de apoyo Rubalcaba.

Según ha recordado su equipo, entre los secretarios regionales, el exvicepresidente cuenta también con el apoyo expreso de Patxi López, y los líderes del PSOE en Castilla y León, Oscar López; Asturias, Javier Fernández; Cantabria, Lola Gorostiaga; y Baleares, Francesc Antich.