EDITORIAL

Debut europeo para De Guindos

El flamante ministro de Economía, Luis de Guindos, se enfrenta hoy a su primer test europeo, con ocasión del Ecofin que se celebra en Bruselas. Parece evidente que tras las bienvenidas y felicitaciones de rigor, algún que otro colega le preguntará por el desvío del déficit del año pasado. Igual de evidente parece que De Guindos recordará que son unas cuentas heredadas y que el compromiso del nuevo Gobierno por respetar los objetivos -pese al desliz el pasado viernes de su colega de Hacienda, rápidamente rectificado por la vicepresidenta- es firme. El titular de Economía también podrá esgrimir que el equipo de Mariano Rajoy ha puesto sobre la mesa un primer ajuste fiscal de calado, que prepara un segundo y que está a punto de culminar dos reformas trascendentales como la laboral y la financiera. Esos serán, además, algunos de los más sólidos argumentos con los que trabajará el presidente del Gobierno en la intensa semana europea que le espera. Rajoy mantendrá varios contactos de alto nivel en los próximos días para preparar la cumbre europea del 30 de enero. En ella han de abordarse asuntos de vital importancia como el futuro del pacto fiscal, la configuración del fondo de rescate o el esperanzador proyecto para apoyar el crecimiento. Asuntos en los que España debe recuperar la voz perdida.