Quiere aumentar ventas y reducir gastos

Adolfo Domínguez diseña una nueva estrategia para frenar las pérdidas

A través de campañas puntuales dirigidas a clientes, a la mejora continua en los departamentos de diseño y en logística. El mercado exteriior se alza como puntal de la expansión de la empresa para contrarrestar al nacional.

Adolfo Domínguez
Adolfo Domínguez

Adolfo Domínguez ha puesto en marcha varios planes estratégicos como medidas de choque para aumentar las ventas y reducir los gastos, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Ante unas pérdidas de 9,69 millones de euros en los nueve primeros meses de su año fiscal (entre el 1 de marzo y el 30 de noviembre), lo que supone casi duplicar los 5,21 millones que perdió en el mismo periodo del año precedente, la compañía, con el fin de dinamizar las ventas, está realizando campañas puntuales dirigidas tanto a clientes como al público en general, en tiendas y a través de la tienda virtual.

Igualmente, sigue con la línea de mejora continua en los departamentos de diseño, "para mantener unas colecciones atractivas", y en el de logística "para situar aquellas en el momento en que lo requieren cada uno de los distintos mercados en los que estamos presentes". El plan de expansión, centrado en la implantación de franquicias, busca reducir de forma drástica las inversiones, "de forma tal que solamente destinaremos recursos a la rehabilitación de aquellas tiendas que lo requieren de forma inaplazable, a la apertura de córners en grandes almacenes y a las labores de rehabilitación de instalaciones que puedan ser necesarias".

Las ventas del grupo alcanzaron los 101,27 millones, un 9,18% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, por la caída de ventas en España, en un entorno de "intenso deterioro" de la situación económica marcada por el retroceso del consumo privado y la confianza del consumidor, según la empresa.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) pasó de 6,07 millones de euros en los nueve primeros meses del ejercicio fiscal 2010-2011 a los 'números rojos' de 908.000 euros en el actual.

En cuanto a las tiendas, la empresa cerró noviembre de 2011 con 713 establecimientos: 94 tiendas nuevas (69 corresponden a mercados exteriores y 23 al mercado nacional) y clausuró 46 puntos de venta, de los cuales 34 fueron en España, al no alcanzar los niveles mínimos de rentabilidad esperada.

Apuesta por el mercado exterior

Adolfo Domínguez señala a la CNMV que su estrategia comercial pasa por la internacionalización, para hacer frente a la caída del mercado nacional. Así, indica que "la continuidad y desarrollo del modelo comercial implantado, que supone una decidida apuesta por el mercado exterior, va mostrando una tendencia claramente positiva con crecimientos sostenidos que nos permiten ir conteniendo la caída de ventas que se produce en el mercado interior". Aún así, reconoce que el peso de las ventas exteriores "todavía" no permite absorber el descenso en el mercado nacional. En este período señalado, las ventas realizadas en tiendas y franquicias en el exterior representaron el 32%, frente al 24% del ejercicio pasado.