Cierre de sesión

Wall Street acelera a última hora

La Bolsa de Nueva York, que empezaba el jueves algo cabizbaja por unas referencias macroeconómicas peores de lo previsto, recupera terreno en el último tramo. Los tres principales selectivos acaban en verde.

El éxito de las subastas en España e Italia y el veredicto del BCE -que conserva los tipos de interés en el 1%- aportaron cierta quietud a Europa este jueves. Con todo, las principales plazas del continente no sacaron demasiado partido de ello, afectadas por una titubeante apertura de Wall Street, a cuenta de la agenda macro.

En el parqué neoyorquino, los pobres resultados domésticos rebajaban el ánimo que contagiaba la zona euro y exaltaban la volatilidad de las cotizaciones. Las idas y venidas han sido así la máxima de la jornada, hasta el último tramo, en el que ha cuajado una tímida remontada. Al término del jueves, el Dow Jones gana un 0,17% (12.471 puntos) y el S&P 500 lo hace un 0,23% (1.295 puntos); mientras, el Nasdaq sube un 0,51% (2.724 enteros).

El apartado macro ha sido el principal obstáculo de las cotizaciones. Las ventas al por menor correspondientes a diciembre aumentaron un 0,1%, desde el alza del 0,4% del mes anterior. Este dato queda por debajo de las expectativas de los analistas, que habían adelantado un avance del 0,3%.

DOW JONES 29.398,08 -0,09%

Asimismo, las peticiones iniciales de desempleo alcanzan las 399.000 solicitudes, 24.000 más que en la semana precedente y peor que las previsiones.

Tampoco los inventarios de negocios han aportado un resultado más favorable. Subieron en noviembre un 0,3%, una décima menos de lo pronosticado por los economistas y cinco por debajo del dato del mes anterior.

Empresas

Home Depot acaparaba parte de la atención, después de anunciar, que contratará a 70.000 trabajadores temporales para la campaña de primavera, la de mayores ventas para la compañía de bricolaje y reformas. Las acciones, sin embargo, ceden un 0,16%.

Por otra parte, Chevron cae un 2,60%, castigada por las cortas previsiones de resultados. La petrolera ha advertido que las ganancias del cuarto trimestre serán "significativamente menores" que las del trimestre precedente.

El West Texas baja en la jornada un 1,75% y cierra en 99,1 dólares por barril, por debajo de la cota de los cien dólares, una vez que la UE ha explicado que el embargo contra la importación de crudo iraní no impedirá que las empresas iraníes con deudas en Europa continúen pagándolas con petróleo.