Vende el doble de su previsión

El Tesoro destroza el objetivo en su primera subasta de 2012

El Tesoro español ha roto todas las expectativas con la subasta de esta mañana. Ha colocado 9.980 millones de euros en bonos de entre tres y cuatro años. Ha pagado entre el 3,4% y el 3,9%, por debajo del 4% de la última emisión a este plazo, que ya fue todo un éxito. La demanda ha superado los 18.700 millones de euros.

El Tesoro ha superado todas las expectativas y ha colocado 9.980 millones de euros en su primera subasta de deuda de 2012. El objetivo estaba, en principio, entre los 4.000 y 5.000 millones. Los tipos de interés que ha pagado se sitúan en el 3,38%, el 3,75% y el 3,91%, en función del vencimiento: en julio de 2015, y abril y octubre de 2016.

La demanda ha superado los 18.700 millones de euros en total, más del triple del máximo programado de colocación. El apetito por la deuda española ha permitido además al Tesoro reducir considerablemente el tipo de interés medio. En la última colocación a cuatro años, celebrada el pasado 15 de diciembre, el Tesoro vendió 2.438,5 millones de euros a un tipo de interés medio del 4,02%.

Esta primera operación ha servido para testar el clima en los mercados tras las primeras medidas de recorte del déficit del Gobierno, con las que se espera un ahorro de unos 15.000 millones de euros. Y, de momento, ha sido todo un éxito.

Lo ocurrido hoy con la demanda no es sino un reflejo de la tendencia de las últimas subastas, en las que el Tesoro ha optado por colocar más dinero del inicialmente previsto, debido a la gran demanda. Así, ya en la última subasta de 2011 el Tesoro volvió a aprovechar la moderación de los tipos y la alta demanda para colocar 5.639,92 millones en letras, más de lo previsto, en prevención de una situación más complicada en 2012.

Es cierto que la presión de los mercados se ha incrementado en los últimos días, ya que la prima de riesgo ha pasado del entorno de los 320 puntos en el que se mantuvo la semana pasada al umbral de los 390 puntos básicos que ha marcado en la apertura del lunes, aunque luego se ha moderado hata situarse ayer en el entorno de los 350 puntos.

Esta ha sido la primera subasta del año 2012, un ejercicio en el que el Tesoro tendrá que afrontar vencimientos por valor de 130.344 millones de euros, un 8,6% más que en 2011, cuando la cifra rondó los 120.000 millones.

La subasta se ha celebrado después de que Alemania haya colocado 3.900 millones de euros en letras con vencimiento a seis meses por los que ha ofrecido por primera vez en la historia un tipo de interés medio negativo del 0,0122%, pese a lo cual ha recibido una fuerte demanda al superar en 1,8 veces la cantidad ofrecida.