_
_
_
_
_
Balance 2011. Máxima agitación en los mercados

La Bolsa entrará en 2012 con el lastre de la crisis de deuda

2011 termina con una caída del 13% en el Ibex y con la prima de riesgo en 326 puntos. El año nuevo se presenta incierto y volátil

El año que hoy termina ha sido fuera de lo común en muchos ámbitos, también el bursátil. Los analistas y gestores han tenido la difícil tarea de diseñar estrategias y conseguir rentabilidades para sus inversores en un escenario cambiante cada día. Por ello, la prudencia se antepone para 2012. Nuevo año, viejas dudas. Así titulaba Banco Sabadell uno de sus últimos informes sobre renta variable. La crisis de deuda, aún sin resolver, se traslada al próximo ejercicio y sus consecuencias son difíciles de medir de una forma clara.

Por primera vez, no hay un consenso entre los expertos. Algunos han realizado estimaciones solo para el primer trimestre o semestre y solo unos pocos se han atrevido a poner un precio objetivo al Ibex, aunque con grandes divergencias. Por ejemplo, Ahorro Corporación da una referencia para el selectivo al cierre de 2012 de 10.425 puntos; Sabadell lo sitúa en 10.900 "en un escenario central"; BBVA, en 9.850; Santander, en 9.700, y Bankinter, en 8.434. Así, el potencial de revalorización oscilaría entre el 0% y un máximo del 27%.

El Ibex cerró el viernes, último día de 2011 para las Bolsas, en 8.566,3 puntos. La caída anual ha llegado al 13,11% tras subir el 1,38% en diciembre. Se trata del segundo ejercicio consecutivo en negativo para el indicador, con un descenso acumulado en el periodo del 28%. En el ranking de las 91 Bolsas del mundo se ha situado en el puesto 51. Entre los índices desarrollados, destaca el Dow Jones como el mejor, con un ascenso superior al 9%. La caída media en Europa ha sido del 11% en el Stoxx 600; el Dax, el Cac y el Footsie se dejan el 14,7%, 17,9% y 6,68% en 2011.

No hay consenso para el Ibex. Bankinter no ve potencial y Sabadell espera que el índice suba el 27%

La Bolsa griega ha sido la peor con un recorte del 52%. La crisis de deuda se desató en Atenas en 2010 y ha ido contagiando durante estos meses a los países de la periferia y a otros, como Francia, Bélgica y Austria, poniendo incluso en peligro la supervivencia del euro.

Portugal tuvo que pedir finalmente ayuda a Europa y aunque Italia y España no, sus primas de riesgo alcanzaron récord en 469 y 553 puntos, niveles insostenibles. La presión sobre España se ha reducido en la última parte del año, de tal forma que su último cambio fue de 326 puntos básicos frente a los 528 de Italia. Tanto Grecia como Portugal, Italia y España han cambiado de Gobierno en los últimos meses y la misión de cada uno de ellos de cara a 2012 será la reducción del déficit, tal y como ha marcado Europa. Luis de Guindos, ministro de Economía, ya ha anticipado que la economía española entrará en recesión.

Angela Merkel y Nicolas Sarkozy han sido quienes han tenido la batuta de los mercados. Sus desencuentros y acuerdos llevaron muchas veces a las Bolsas de la gloria al infierno. Finalmente, el pacto para la refundación del euro ha dado cierta estabilidad. También ha contribuido a este sosiego la intervención concertada de los bancos centrales, las compras de deuda del BCE y las subastas de liquidez.

"No mantenemos una visión negativa sobre el entorno económico. Pensamos que el contexto ya no continuará empeorando, pero la lentitud en reaccionar por parte de Europa ha hecho inevitable la entrada en un escenario que denominamos BBB: bajo crecimiento (PIB), bajo empleo y bajos tipos", comentan desde Bankinter.

2011 ha sido un año negro para la Bolsa y 2012 arranca encapotado. ¡Suerte con sus inversiones!

Diversificar con valores defensivos

El 68% de las compañías del Ibex han cerrado en pérdidas en 2011. Grifols ha sido líder con un ascenso del 36% y Arcelor, la peor (-48%). A nivel europeo, los bancos han caído el 32% en su peor año desde la quiebra de Lehman (2008). Bankinter es uno de los dos ganadores (+14,3%).Para 2012 los analistas aconsejan carteras diversificadas y valores defensivos. También hay que ser selectivos por países, y las preferencias se sitúan primero en Estados Unidos y después Europa. Los emergentes pierden algo de atractivo.Por valores, las oportunidades son amplias. Abertis, Dia, BBVA, BME, Amadeus, Ferrovial, Gamesa, Repsol, Duro Felguera, Enagás, Acciona y Europac son los que más se repiten en las carteras modelo. Se apuesta por empresas con presencia en el exterior y resultados equilibrados.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_