La morosidad del sector sube al 18,89%

Los impagos de promotores alcanzan el nivel máximo de la crisis

La morosidad del crédito a promotores inmobiliarios subió en septiembre al 18,89%, según datos de la Asociación Hipotecaria Española. La tasa es récord y se eleva aún más, al 21%, en las cajas de ahorros. En hipotecas, los impagos se contienen al 2,629%, aunque crecen por tercer trimestre consecutivo.

Las dificultades de los promotores inmobiliarios para hacer frente al pago de sus deudas son uno de los principales indicadores de la actual crisis, que tiene su epicentro en el pinchazo de la burbuja del ladrillo. Así, la tasa de morosidad de los créditos destinados a financiar actividades inmobiliarias aumentó hasta el 18,89% en el tercer trimestre, según datos de la Asociación Hipotecaria Española. Se trata de la tasa más elevada de la presente crisis, de acuerdo con los datos de la asociación, y contrasta con el 11,67% de un año antes. Este avance se explica en la propia debilidad del sector y también en una menor aceptación por parte de la banca de promociones inmobiliarias a cambio de evitar el impago de los créditos. De hecho, el sector financiero se encuentra ya con un elevado stock inmobiliario en balance al que urge dar salida, más aún después de que el nuevo gobierno de Mariano Rajoy haya señalado como prioridades para el sistema bancario su saneamiento y la aceleración del proceso de fusiones. Todo ello a lo largo del primer semestre de 2012.

Dentro del sector financiero, son las cajas de ahorros las que presentan una tasa de morosidad con promotores más elevada, del 21,06% a septiembre, una cifra que queda a años luz del 0,33% de diciembre de 2006, justo en los preliminares del inicio de la crisis. La tasa de morosidad inmobiliaria supera al 16,49% de los bancos y al 17,73% de las cooperativas de crédito.

Hipotecas

La tasa de impagados en el sector inmobiliario tiene su contrapunto en los clientes particulares. La vivienda es lo último que se deja de pagar, de modo que la morosidad hipotecaria era al cierre del tercer trimestre del 2,629%. Aun así, esta tasa aumenta por tercer trimestre consecutivo, frente al 2,385% a que finalizó el pasado 2010. En este segmento de crédito no aparecen diferencias tan notables entre bancos y cajas, según los datos de la Asociación Hipotecaria. Los impagos de crédito de vivienda en la banca son del 2,53% y del 2,66% en las cajas, si bien se disparan al 9,23% en los establecimientos financieros de crédito, un sector en el que la concesión de hipotecas fue más generosa y llegó a cubrir la demanda que no encontraba financiación en las oficinas bancarias tradicionales.

La financiación a la construcción no llega a los niveles de morosidad de los promotores inmobiliarios pero se le aproxima. Al cierre del tercer trimestre, alcanzó el 16,34%, con especial incidencia en las cooperativas de crédito (19,81%) y en las cajas de ahorros (18,66%) y por encima del 13,10% de las entidades bancarias.

Avance en hipotecas aunque no al nivel récord

La tasa de morosidad en los créditos para la adquisición de vivienda ha aumentado por tercer trimestre consecutivo, al 2,629% desde el 2,385% del mes de diciembre de 2010. Aun así, este nivel de impagos no es el más elevado y queda todavía por debajo del 3% alcanzado en septiembre de 2009, el máximo de la presente crisis según datos de la Asociación Hipotecaria Española.

Las entidades financieras confían en que el avance de la morosidad alcance por fin su punto máximo en los próximos meses, para ir remitiendo levemente a medida que vaya mejorando la situación económica. Sin embargo, el pronóstico no es especialmente alentador para el mercado inmobiliario y la Asociación Hipotecaria descarta para 2012 una mejora generalizada ni del mercado crediticio ni de la actividad inmobiliaria. Solo "de cara a finales de año podríamos asistir a algún atisbo de mejoría que se debería sustanciar a lo largo de 2013", añade la asociación.