Nuevo éxito en una semana

El Tesoro coloca 6.000 millones, el doble de lo esperado y a menor interés

El Tesoro Público ha logrado un nuevo éxito en la subasta de bonos y obligaciones a 5 y 10 años. Ha colocado 6.030 millones de euros frente al objetivo de 3.500 millones previsto. Ha pagado el 4% en la deuda a cinco años y entre el 5,2% y el 5,5% en la de 10 años. La demanda total ha sido de 11.213 millones de euros.

La colocación de la última subasta del año de obligaciones ha sido espléndida y el interés exigido más bajo que la vez anterior. Suma así dos subastas consecutivas de buenas resultados. Ha colocado 3.200 millones de deuda más de los objetivo marcados para el global de la semana.

Hoy ha colocado 2.180 millones de euros en obligaciones con cupón del 4% y vencimiento a 30 de abril de 2020, con un rendimiento medio del 5,239%, algo más que la última colocación al mismo plazo (5%). Han sido además 1.400 millones en obligaciones con cupón del 3,15% y vencimiento a 31 de enero de 2016, con un rendimiento medio del 4,023%, más de un punto porcentual más barato que la última (5,276%). Y 2.450 millones en obligaciones con cupón del 5,50% y vencimiento a 30 de abril de 2021, con un rendimiento medio del 5,546%, ligeramente superior al 5,433%.

El martes pasado, la última vez que el organismo dependiente del Ministerio de Economía acudió a los mercados, logró cerrar con éxito la emisión, al captar 4.941 millones en letras a 12 y 18 meses, más de lo previsto, a tipos considerablemente más bajos.

De hecho, el Tesoro logró relajar así el interés de los máximos alcanzados en la última subasta de este tipo de papel (noviembre), cuando tuvo que situar la rentabilidad por encima del 5% para cerrar la emisión por la tensión a la que estaban sometidos los mercados.

En aquella ocasión, el organismo tuvo que situar la rentabilidad en el nivel más elevado desde el año 1997, algo que volvió a ocurrir en las siguientes subastas: obligaciones a 10 años (17 de noviembre) y las letras a 3 y 6 meses (22 de noviembre).

Sin embargo, las tensiones se han relajado ligeramente en los últimos días gracias, en parte, a los acuerdos alcanzados en Europa la semana pasada para salvar el euro centrados en el refuerzo de la integración fiscal.

De hecho, la prima de riesgo se ha moderado ligeramente y se mantiene por debajo de los 400 puntos básicos, aunque las discrepancias entre la UE y Alemania y las advertencias de las agencias de calificación no permiten que se relajen las presiones sobre el diferencial de la deuda española.

Lo mismo ocurre con la deuda italiana. De hecho, el tesoro del país transalpino ha colocado este miércoles 5.000 millones de euros en bonos a cinco años, la cantidad máxima prevista, aunque el interés de la emisión ha vuelto a marcar un nuevo máximo histórico, cerca ya del 6,5%.

En lo que queda del año, el Tesoro español realizará sólo una subasta más que se celebrará el martes 20 de diciembre y en la que el organismo dependiente del Ministerio de Economía emitirá letras a 3 y 6 meses.