Vida profesional

La Universidad de Navarra abre un campus en Madrid

Traerá tres másteres jurídicos, formación de moda y otros estudios.

Universidad de Navarra
Universidad de Navarra

La Universidad de Navarra ha decidido crear un minicampus en Madrid, según ha podido saber CincoDías. La decisión se adoptó de forma oficial a finales del mes de octubre, pero no será hasta la próxima semana cuando este centro, uno de los más prestigiosos de España, lo comunique formalmente. Para Javier Ortega, director de desarrollo de la Facultad de Derecho, "el proceso ha sido largo, la Facultad de Derecho llevaba tiempo analizando la fórmula para entrar en la capital pero no ha sido hasta octubre pasado cuando se dio el visto bueno".

En estos momentos, la Universidad de Navarra se encuentra buscando la zona para ubicar sus instalaciones. "Será céntrico y estamos barajando dos opciones", advierte Ortega. No obstante, el sitio se conocerá antes del comienzo de las Navidades y prevé que estará operativo en junio o julio del próximo año.

El objetivo es albergar una parte importante de las enseñanzas que se imparten en Navarra. "No se trasladará únicamente el posgrado de acceso a la abogacía, dependiente de la Facultad de Derecho, sino también el Instituto Superior de Moda y algún que otro programa de la Universidad de Navarra", explica el director de desarrollo de la Facultad de Derecho.

El minicampus contará con una inversión inicial de acondicionamiento del local importante, además del alquiler del edificio. La Facultad de Derecho tendrá dos aulas a modo de anfiteatro semicircular y ocho despachos para el uso del alumnado.

La formación que se ofrezca en el minicampus de Madrid será únicamente de posgrado y constará, en el caso de Derecho, de tres programas, que se realizarán en colaboración con el IESE. El máster de Acceso a la Abogacía, que se enviará a la Aneca la próxima semana para conseguir la oficialidad, el máster de Derecho de Empresa y el máster de Asesoría Fiscal. El profesorado estará compuesto en un 50% por profesionales de la abogacía en ejercicio y un 50% de catedráticos de la Universidad de Navarra.

El máster de Acceso a la Abogacía, que tendrá unas tasas de 30.000 euros, durará año y medio, con un total de 150 créditos -el nuevo reglamento de acceso a la abogacía exige tan solo un mínimo de 60 ECTS lectivos y 30 de práctica-. Las clases darán comienzo en septiembre de 2012 y finalizarán en junio de 2013, mientras que las prácticas empezarán en septiembre de 2013 y finalizarán en febrero de 2014.

La Facultad de Derecho ha concertado prácticas con 20 despachos y, según reconoce el responsable de desarrollo, muchos de los bufetes podrían firmar convenios de Young Talent Program para conceder de forma conjunta con la universidad becas del 10% o 15% del importe total. "Se tratará de un número concreto de alumnos. A partir del 12 de enero y durante un mes, la Universidad de Navarra ofrecerá la posibilidad de que los despachos conozcan a los alumnos y de esta forma puedan ayudarles económicamente. De este modo, nos aseguramos que el 100% de la promoción tenga oferta de prácticas", dijo.

Además, ofrecerán financiación, porque desde el punto de vista del responsable de desarrollo de la Facultad de Derecho, "el objetivo es que no haya alumnos que no puedan cursarlo por falta de medios". El cupo de alumnos que accederán a este máster será de 100.

El contenido de este posgrado se dará a conocer la próxima semana en Madrid, aunque Javier Ortega avanzó ayer que estará orientado a la abogacía de negocio y a los contenidos propuestos en la conferencia de decanos, conforme a la ley.

La pica en la capital de los estudios de Deusto

Otra de las universidades españolas que también ha apostado por Madrid ha sido la prestigiosa Universidad de Deusto, con su escuela de negocios. La Deusto Business School llegó a la capital el pasado mes de septiembre.

Desde su ubicación, en un palacete del madrileño barrio de Salamanca, la sede de Madrid supone el punto de partida de una nueva etapa marcada por el crecimiento de la oferta formativa y la internacionalización de la escuela de negocios.

La capital española representa un paso natural de desarrollo, puesto que muchos antiguos alumnos de Deusto viven y trabajan en la capital, y un hito obligado en una etapa marcada por la vocación de crecimiento. La sede madrileña de la escuela de negocios tiene el objetivo de convertirse (ya lo está haciendo en estos meses de vida) en un foro de reflexión y en un punto de encuentro a través del que impulsar y atender a la extensa e importante red de antiguos alumnos de la Universidad de Deusto.

El director general de Deusto Business School, Manuel Escudero, señala en este mismo sentido que "la sede en Madrid debe convertirse en un punto de encuentro para todos los antiguos alumnos, así como en un vivero de ideas abierto al diálogo de proyectos innovadores, a debates con dimensión económica y social, a una investigación tan rigurosa como relevante para la sociedad y a la transmisión del conocimiento para la formación de líderes preparados para los nuevos retos de la empresa".

Con el objetivo de situarse en los próximos 10 años entre las grandes escuelas de negocios del mundo, los planes de DBS se enfocan no solo a España, sino también hacia Europa y países emergentes como Brasil, Chile, Colombia, Perú y China.