Cerca de los 5.000 millones, máximo previsto

Alemania coloca bonos a cinco años al 1,1% de rentabilidad

El Tesoro alemán ha conseguido colocar 4.090 millones de euros, cerca de los 5.000 que tenía previstos. La demanda (8.670 millones) ha superado ampliamente la oferta, pero Alemania ha preferido no alcanzar el máximo pero asegurarse un tipo de interés beneficioso: 1,11%.

Tras el traspiés de su última subasta de títulos a largo plazo, Alemania ha logrado hoy colocar bonos a cinco años en el rango alto, manteniendo una rentabilidad envidiable (1,11%), apenas un punto básico superior a la última subasta al mismo plazo.

La consideración del bund como valor refugio les jugó una mala pasada. La masiva demanda presiona tanto a la baja el tipo de interés exigido, que puede dejar de ser interesante para los inversores. Así ocurrió en la decepcionante colocación de la emisión de bonos a 10 años de hace dos semanas, poco más de la mitad de lo previsto.

Esta vez la demanda ha vuelto a ser colosal, 8.670 millones, considerablemente mayor que los 6.075 millones de la subasta anterior de principios de noviembre. El bid to cover (el número de veces que la demanda ha superado el monto colocado) ha sido del 2,1, frente al 1.5 de la emisión anterior.

En todo caso, Berlin ha mejorado sus objetivos de colocación, pero no ha logrado alcanzar el máximo (5.000 millones), algo que sí conquisto en sus dos últimas salidas al mercado para títulos a cinco años.