Javier Mutuberria. Director general de Orona

"En 2012 compraremos más empresas en el exterior"

El fabricante de ascensores esquiva la crisis con la estrategia de internacionalización que puso en marcha en 2007. Este año, sus exportaciones a 99 países crecerán un 14%

De cada tres euros que ingresa Orona, uno procede de las exportaciones. Y es una tendencia al alza en la evolución económica de esta cooperativa de Hernani (Guipúzcoa), integrada en Mondragón Corporación. Sus fábricas de ascensores están ubicadas en la propia Hernani (Guipúzcoa) y en Vitoria. Los equipos se venden luego en 99 países. En 2014 inaugurará Orona IDeo, un complejo científico en el que invertirá 160 millones y que generará 1.000 empleos de alta cualificación.

¿Mantienen su estrategia de crecimiento por la compra de empresas extranjeras del sector de elevación?

Sí. El próximo año vamos a abordar diversas operaciones de compra en todo el mundo. La última, hasta el momento, ha sido la adquisición de una empresa en Luxemburgo Ascenseurs Luxembourg, con 14 trabajadores y ventas anuales de 2,5 millones. Es una filial del grupo austriaco Ascelec 60 empleados y una facturación de 8 millones que asimismo adquirimos durante este ejercicio. Según el acuerdo, teníamos una opción de compra sobre la compañía de Luxemburgo y la hemos materializado.

¿Por qué y cuándo apostaron por la internacionalización?

Para compensar la caída del mercado nacional, que creo que caerá un 30% el próximo año en relación con la actividad de la construcción que rodea al mundo del ascensor. En 2007 comenzamos a salir fuera, al ver que la crisis económica llegaba a España.

Y ya están recogiendo los frutos de su apuesta.

Este ejercicio facturaremos 40 millones más un 7,57% más que los 528 millones de 2010; la mitad viene de las tareas de mantenimiento. La exportación crecerá en 2011 un 14%, tras la integración de las nuevas participadas en el exterior. Creo que somos una referencia en el sector de elevación en Europa Orona ha conseguido contratos para proyectos de arquitectura singular en Reino Unido, Francia y Portugal, ya exportamos a 99 países y con esta base vamos a intentar conquistar el mundo bromea.

¿Cuáles serán sus próximos pasos?

Vamos a realizar compras de empresas en Europa de carácter estratégico, para consolidarnos en determinados mercados, e inversiones tácticas en otros continentes, como Asia y Latinoamérica, para situarnos en algunos países. En China ya estuvimos, nos fue muy bien, pero entendimos que nuestra etapa allí había concluido. Y ahora no es una prioridad. Por Brasil sí apostamos, es nuestro primer cliente fuera por volumen de negocio. En Rusia hemos entrado con fuerza y nos va muy bien, al igual que en Polonia y en México. Ahora abordamos Bolivia y el área del norte de África. Sobre Latinoamérica quiero añadir que siempre vamos a estar allí, con corralito sí o no.

¿Van a aumentar plantilla?

Este año hemos creado cien nuevos puestos de trabajo hasta 4.080 empleados, de los que 1. 700 son cooperativistas. Llegar a los 5.000 trabajadores depende del crecimiento del negocio y del ritmo de compra de empresas. Sería un objetivo bonito para 2014, celebrar el 50 aniversario de Orona con 5.000 profesionales en plantilla y con la inauguración de Orona IDeO.

¿Cuál es el secreto de su éxito empresarial?

No somos magos. Lo que ha pasado es que hemos sido capaces de internacionalizarnos, de coger a tiempo la autopista hacia el norte, la que cruza primero los Pirineos hasta Europa y luego hacia el resto del mundo.

¿Cifra de inversión para 2012?

Unos 80 millones de euros, principalmente destinados a la adquisición de compañías, para aumentar nuestro ratio de exportaciones, y al proyecto de innovación de Orona IDeO. Este ejercicio hemos invertido la mitad de la cifra comentada.

En la presentación de Orona IDeO ha hablado de nuevos negocios a futuro para el grupo.

No serán ajenos al mundo del transporte de personas. El ascensor siempre será nuestro negocio nuclear y a partir de él intentaremos crecer de forma transversal. Las actividades futuras estarán relacionadas con la energía. Los equipos de elevación no solo son consumidores, también son generadores, y ahí trabajaremos en nuevos desarrollos.

¿Con qué socios?

Con grupos del ámbito de la energía aplicada a los edificios. Por ejemplo, ya hemos trabajado con el centro tecnológico Ikerlan en temas de ecoeficiencia. No nos vemos en alianzas con corporaciones como Iberdrola o con compañías eólicas. Lo que nos interesa es estar en el mundo de la acumulación de la energía, para que cuando las soluciones sean universales, caso del coche eléctrico, Orona se encuentre bien posicionado. ¿Cuánto tardarán en imponerse estos equipos? No lo sé, pero hay que estar ahora participando en esos desarrollos. Nuestros sistemas de almacenamiento actuales ahorran ya un 35% del consumo de energía.

Una nueva ciudad tecnológica en Euskadi

Orona IDeO será una realidad en abril de 2014 en el barrio Galarreta de Hernani. El complejo de investigación impulsado por la cooperativa guipuzcoana estará orientado a la búsqueda de avances tecnológicos "para una movilidad urbana sostenible y autosuficiente", según sus promotores. Esta ciudad tecnológica generará 1.000 empleos de alta cualificación y supondrá una inversión de 160 millones sobre una superficie de 40.000 metros cuadrados.

Las obras están ahora en la fase de excavación para la ubicación de dos plantas de un gran parking subterráneo (ver fotografía de arriba) para evitar que el coche y el tráfico se apoderen de los espacios en el futuro Orona IDeO. Estos trabajos suponen un presupuesto adicional de 12 millones a la inversión citada.

La cooperativa vasca está acelerando los plazos de ejecución del proyecto, sin miedo a la crisis que atenaza la actividad de gran parte de las empresas. Mutuberria considera que el escenario económico en España en 2012 será de "recesión", mientras califica 2013 como un "año valle" (con una demanda a la baja). En la ciudad tecnológica, Orona contará con tres edificios, uno de ellos con un diseño circular que imita su imagen corporativa. En otro compartirá el espacio con las aulas de Mondragón Unibertsitatea. El tercero estará dedicado a los laboratorios que investigarán los futuros sistemas de almacenamiento eléctrico.