Se intentará recuperar la confianza de los mercados

Merkel dice que la cumbre sentará las bases de la reforma de la eurozona

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo hoy que la cumbre europea de esta semana sentará las bases de la reforma de la eurozona con lo que se hará un aporte para recuperar la confianza de los mercados.

La canciller alemana, Angela Merkel
La canciller alemana, Angela Merkel

"El jueves y el viernes tomaremos las decisiones que consideramos necesarias para la eurozona", dijo Merkel, tras una entrevista con el presidente afgano, Hamid Karzai.

La canciller reiteró que el camino será largo pero que el mismo ya quedó marcado con su acuerdo con el presidente francés, Nicholas Sarkozy. "Ese es el camino por el que queremos avanzar", dijo Merkel.

Merkel se negó a comentar la amenaza de Standard & Poor's de rebajar la calificación de quince países europeos, entre ellos Alemania, y dijo que lo que hace una agencia de calificación de riesgo está bajo su responsabilidad.

"Lo que hacen, es de su propia responsabilidad", ha señalado la canciller en una rueda de prensa celebrada en Berlín tras ser preguntada por la decisión de Standard & Poor's de poner en vigilancia la nota de 15 de las 17 economías de la zona euro, entre ellas la alemana.

La canciller ha destacado además que, en la cumbre que celebrarán jueves y viernes, los líderes europeos adoptarán decisiones para ganar confianza en lo que está siendo ya un largo proceso.

S&P situó ayer en perspectiva negativa las calificaciones de 15 economías de la zona euro, incluidas la triple A de Francia y Alemania y la 'AA-' de España, por la crisis de deuda que afecta a estos países.

La agencia justifica estos cambios en el endurecimiento de las condiciones de crédito en la eurozona, la mayor tensión sobre la deuda soberana en varios países, los "continuos desacuerdos" entre los gobiernos europeos para resolver la desconfianza de los mercados y promover acercamientos en materia económica o fiscal, los altos niveles de morosidad de administraciones y familias, y "el creciente riesgo de una recesión económica en la eurozona en 2012".