Será efectivo en 2012

El Gobierno eleva la aportación de la banca al Fondo de Garantía de Depósitos

El Ejecutivo en funciones ha elevado la aportación máxima legal de las entidades al Fondo de Garantía de Depósitos del 2 por mil al 3 por mil para dar mayor seguridad a los depósitos financieros y poder hacer frente a las pérdidas netas potenciales fruto del proceso de reestructuración de la banca a través del FROB. La modificación será efectiva a partir de 2012 y los ingresos del fondo se elevarán en unos 1.600 millones al año.

El Ejecutivo en funciones ha elevado las cuotas a bancos y cajas para reforzar el Fondo de Garantía de Depósitos y dar más seguridad a los depósitos de los inversores españoles en las entidades financieras. La ministra de Economía y vicepresidenta del Gobierno en funciones, Elena Salgado, ha informado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que a partir de 2012 los bancos, cajas de ahorros y cooperativas de créditos tendrán que elevar las cuotas que aportan al FGD de 2 por mil de sus depósitos, límite legal este año, hasta el 3 por mil, y >B>se incrementa la contribución real al 2 por mil. De esta manera se duplicarán los ingresos del fondo hasta en 1.600 millones de euros más al año.

Pese a que en la actualidad el límite máximo de las aportaciones de las entidades al fondo está en el 2 por mil, el Ministerio de Economía está autorizado a reducir las aportaciones. De tal forma que estas aportaciones se habían reducido hasta el 0,6 por mil para los bancos; hasta el 1 por mil para las cajas de ahorros; y hasta el 0,8 por mil para las cooperativas.

Las aportaciones de las entidades financieras al FGD proveen además al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ante las pérdidas netas potenciales que puedan acontecer en el proceso de reestructuración del sistema bancario. Una función que el fondo compatibiliza también con la de proteger los depósitos financieros por hasta 100.000 euros por cliente y entidad.

El fondo cuenta con un patrimonio neto de unos 6.600 millones de euros y recibió a mediados de noviembre la autorización por parte del Ministerio de Economía para poder adquirir deuda pública, aunque solo puede invertir su patrimonio no comprometido.

Salgado ha explicado que la reestructuración del Fondo de Garantía de Depósitos tendrán un coste nulo para el contribuyente, a diferencia de otros países europeos según ha recalcado, y que tampoco tendrán un coste para el contribuyente las inyecciones e intervenciones realizadas por el FROB, sino que serán financiadas por las propias entidades.

El pasado mes de octubre el Ministerio de Economía anunció la unificación de los tres Fondos de Garantía de Depósitos existentes hasta entonces: bancos, cajas y cooperativas de crédito, en uno solo para absorber las eventuales pérdidas futuras del sector financiero.

La decisión tomada hoy por el Ejecutivo en funciones, que se instrumenta a través de un Real Decreto Ley que completa al FGD, se suma a la puesta en marcha en julio para frenar la 'guerra de los depósitos'. En el mes de abril, CincoDías publicó que el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero quería imponer una tasa superior a las entidades que ofrecieran 'superdepósitos', para poner fin a la batalla de los depósitos de alta rentabilidad y penalizar a aquellos productos que ofrecieran rentabilidades fuera de mercado. La normativa, que entró en vigor el pasado 4 de julio, penaliza a las entidades que remuneran sus depósitos por encima del tipo de interés propuesto por el Ejecutivo y les obliga a pagar más al Fondo de Garantía de Depósitos.