El supervisor quiere frenar la guerra del pasivo

El Banco de España impondrá una tasa a los depósitos de alta remuneración

El Banco de España quiere poner límites a la guerra del pasivo y se propone penalizar a las entidades financieras que paguen más del 3,1% anual.

Banco de España
Banco de España

Bancos y cajas se han embarcado otra vez en una guerra por captar liquidez. Los depósitos que prometen más del 4% anual han vuelto a escena, y el Banco de España no ve con buenos ojos esta batalla, pues daña fuertemente los márgenes y la capacidad de prestar dinero. Las entidades financieras han disparado, por ejemplo, el coste de contratar una hipoteca, con diferenciales que llegan al 3%.

El ministerio de Economía, a propuesta del Banco de España, quiere poner orden en esta batalla y se propone penalizar los depósitos que ofrezcan rentabilidades fuera de mercado. El proyecto para reformar el Real Decreto de recursos propios sobre entidades financieras incluye una especie de tasa a las entidades para las imposiciones a plazo fijo y para las cuentas remuneradas que superen determinados umbrales de rentabilidad.

Los depósitos a más de tres meses que paguen un rendimiento anual superior al euríbor medio a seis meses más 150 puntos básicos (100 equivalen a un punto porcentual) ponderarán por el doble a la hora de calcular las aportaciones al fondo de garantía de depósitos. Actualmente, el umbral de rentabilidad penalizado se situaría en el entorno del 3,1%, tomando como referencia el cierre de ayer del euríbor a seis meses, del 1,621%.

El castigo a las entidades se extiende también en los depósitos de plazos más cortos. Así, aportarán al fondo de garantía el doble si una imposición a tres meses o a un plazo inferior paga el euríbor medio a tres meses -ayer cerró en el 1,379%- más 150 puntos básicos. En las cuentas remuneradas, el umbral se reduce hasta el euríbor medio a un mes -en el 1,136%- más 100 puntos básicos.

La tasa consiste en que las entidades habrán de aportar al fondo de garantía el doble por los importes de los depósitos que excedan los límites mencionados. El Banco de España publicará en su página web los tipos efectivos aplicables a cada uno de los plazos y las entidades comunicarán el importe de los depósitos y las cuentas a la vista que superen los límites.

Fuentes financieras señalan que el objetivo de la medida es muy claro: "Es un aviso a navegantes de Miguel Ángel Fernández Ordóñez para que la banca española eche el freno en la guerra del pasivo". Un portavoz del Banco de España ha declinado hacer comentarios sobre esta información, puesto que el proyecto está todavía en fase de consulta.

El fondo de garantía de depósitos se nutre de las aportaciones de entidades financieras y su misión es garantizar hasta 100.000 euros por depositante en cada entidad de crédito. Bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito han de aportar, de entrada, al fondo el 2 por mil de sus depósitos, aunque el Ministerio de Economía está autorizado a reducir las aportaciones.

Actualmente, de hecho, los bancos han de aportar el 0,6 por mil; las cajas de ahorros, el 1 por mil; y las cooperativas de crédito, el 0,8 por mil. Si finalmente se aprueba la penalización tal y como está formulada, por los depósitos que superen los límites, los bancos tendrían que aportar al fondo de garantía el 1,2 por mil del importe que exceda la rentabilidad fijada; las cajas de ahorros, el 2 por mil; y las cooperativas de crédito (cajas rurales, principalmente), el 1,6 por mil.

Los mejores depósitos ofrecen actualmente rentabilidades TAE en el entorno del 4,5%, como la CAM, que paga un 4,25% TAE a 18 meses sin vinculaciones y por adelantado o el 4,45% a dos años. Bankia, por su parte, comercializa un depósito creciente a 36 meses al 4,49%. Y Santander ofrece el 4,5% anual en un depósito a partir de 50.000 euros para el 90% del importe.