La operadora logra un crédito de 233 millones

Ibercaja mantiene una participación del 2% en el capital de Thomas Cook

Ibercaja Gestión, a través de uno de sus fondos, mantiene una participación del 2% en la operadora turística Thomas Cook. Tras perder más de 75% de su valor en Bolsa el pasado martes, logró ayer un respiro con sus acreedores.

No todos han huido del accionariado de la empresa turística británica Thomas Cook. La española Ibercaja, a través de su filial Ibercaja Gestión, mantiene un 2% de participación en la empresa, lo que la posiciona entre sus 15 primeros accionistas, tal y como consta en los datos de Bloomberg.

A cierre del viernes, las acciones de la operadora se compraban y vendían a 18 peniques. Implica que la parte de Ibercaja estaría valorada, a precio de mercado del viernes, en tres millones de libras (3,5 millones de euros).

Sin embargo, este paquete de acciones era sustancialmente más caro hace solo una semana. El pasado martes, la empresa se desplomó más de un 75% en Bolsa ante el temor a un posible concurso, tras decidir inesperadamente retrasar sine díe la presentación de sus resultados, previstos para el pasado jueves.

Lloyds Bank vendió ese martes, 22 de noviembre, 37,5 millones de acciones. Pasó de ser el principal accionista de la compañía, con un 8,96%, a quedarse con un 4,67%. Si Ibercaja hubiera comprado ese 2,05% el día antes de la debacle, el lunes 21, habría pagado por el paquete siete millones de libras.

Según los datos que constan en la CNMV, el fondo Ibercaja Alpha tenía invertidos al cierre del tercer trimestre un total de 8,15 millones en acciones de la empresa frente a los 3,8 millones a cierre del trimestre anterior.

La operadora británica, que atraviesa un momento difícil por el "deterioro de algunos de sus negocios en los últimos 10 meses" por el impacto de las revueltas árabes y la reducción de reservas en los mercados inglés y francés por la crisis, comunicó ese día que estaba "en conversaciones" con sus bancos acreedores para mejorar las condiciones de repago de sus créditos, que suman 1.225 millones.

Acuerdo con los acreedores

La buena noticia llegó ayer, cuando Thomas Cook anunció que había alcanzado un acuerdo con sus acreedores, entre los que figuran Barclays, HSBC, RBC, RBS y UniCredit, por el que ha logrado un nuevo crédito de 233 millones hasta el 30 de abril del 2013. El acuerdo reemplazará al de 110 millones a corto plazo anunciado el 21 de octubre.

El primer ministro británico, David Cameron, dijo el pasado miércoles que había pedido un informe sobre el estado de las finanzas de Thomas Cook Group tras su desplome en Bolsa porque es importante que esta empresa "esté bien y saludable".

Activos en venta en España, México y Holanda

El objetivo principal de Thomas Cook en los próximos dos o tres años es la reducción de los 1.225 millones de euros de deuda que tenía hasta ayer, en que recibió un nuevo préstamo de 233 millones. Una pesada losa para una empresa que tiene un valor en Bolsa de 183,9 millones de euros.

Como parte de su programa de reducción de deuda, "Thomas Cook está llevando a cabo un programa de venta de activos, para lograr recabar unos 200 millones de libras (233 millones de euros)", contaron fuentes de la empresa. Los activos programados incluyen la venta de "nuestra participación en un grupo de hoteles en España y la participación minoritaria que mantenemos en el hotel Jacaranda de Tenerife. Además, está en venta Moranda, un hotel en México y la línea minorista de venta de viajes en Holanda", detallaron. Desde la comunicación de este plan en septiembre, ya han recabado 40 millones de libras en venta de activos.