Cierre de sesión

Wall Street se queda sin rebote

Pese a empezar la jornada al alza y con opciones de rebote, la Bolsa de Nueva York acaba el viernes en negativo. La falta de estabilidad en la zona euro castiga con contundencia esta semana a los tres selectivos de referencia, que registran números rojos.

La crisis de deuda en la zona euro no ha mejorado. Más bien, si cabe, el embrollo ha adquirido tintes de culebrón, con Alemania enfrentada al resto de países y al BCE a cuenta de la participación privada en el fondo de rescate. Tampoco la agenda doméstica de Estados Unidos tenía referencias este viernes. Pero el parqué neoyorquino volvió del parón por el festivo del jueves con afán comprador -quién sabe si azuzado por el Black Friday, que da el pistoletazo de salida a la campaña comercial de Navidad y que se celebra hoy-.

Durante la primera mitad de esta peculiar jornada (como es tradicional el día después de Acción de Gracias, la negociación solamente estaba abierta media sesión), Wall Street conseguía cortar la racha bajista. El repunte, no obstante, se desvanecía en el último tramo y, como no, Europa estaba detrás del desánimo sobrevenido.

S&P ha rebajado la calificación de Bélgica hasta AA. Italia ha pagado un interés del 6,5% y del 7,8% en las subastas de letras a seis meses y bonos a dos años, respectivamente, recuperando con ello los fantasmas de la necesidad de un rescate. Eso unido a la jaula de grillos política en torno a los eurobonos y la Europa a dos velocidades aplacaba las opciones de remontada al otro lado del Atlántico. Al cierre, el Dow Jones caía un 0,23%; el S&P 500, un 0,27%; y el Nasdaq, un 0,75%.

DOW JONES 27.025,88 0,09%

Las idas y venidas de la crisis de deuda en el Viejo Continente han sido un auténtico quebradero de cabeza para los índices norteamericanos durante la última semana y han castigado con contundencia el balance: desde el lunes, el Dow Jones pierde un 4,78% (11.231 puntos); el S&P 500, lo hace un 4,68% (1.158 enteros); y el Nasdaq cede un 5,09% (2.441 puntos). El retroceso -el más abultado en casi dos meses- convierte a ésta en la peor semana de Acción de Gracias desde 1932.

Empresas

La operadora de telefonía AT&T acaparaba hoy el foco de atención. Los inversores estaban pendientes del valor, después de que ayer anunciara que aplicará un cargo de 4.000 millones de dólares (3.000 millones de euros) a sus cuentas del cuarto trimestre de 2011 por si fracasa la compra de T-Mobile a Deutsche Telekom. Las acciones del gigante de las telecomunicaciones, sin embargo, han cotizado con tibieza, para cerrar el vienes con un descenso del 0,51%.