Ofrece un 4,15% a 18 meses

CatalunyaCaixa lanza los pagarés con la rentabilidad más alta

Continúa la batalla de la liquidez. CatalunyaCaixa comercializa los pagarés con la rentabilidad más elevada, pues paga hasta el 4,15% a 18 meses.

Santander fue el pionero, cuando a mediados de septiembre comenzó a vender los pagarés en sus oficinas de toda la vida. Después le siguieron casi todos los demás: BBVA, Popular, Bankia, Caixabank, Liberbank, Sabadell... Hasta el momento, la rentabilidad más elevada era del 4%, pero CatalunyaCaixa ha ido un paso más allá.

La caja de ahorros catalana, en la que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) tomó el control a finales de septiembre, ofrece en sus pagarés el 4,15% anual, siempre que se contraten a 18 meses y se inviertan más de 20.000 euros, según informan en Helpmycash. Este es el mayor tipo de interés pagado en este tipo de productos, según la información recopilada por el portal de finanzas personales.

CatalunyaCaixa exige una inversión mínima de 5.000 euros en este producto, si bien para acceder a las mayores rentabilidades es necesario aportar más de 20.000 euros. Por debajo de este umbral, paga el 3,5% a 12 meses y el 3,75% a 18. Si se superan los 20.000 euros, los rendimientos suben hasta el 4% a un año y al 4,15% a un año y medio, según Helpmycash. La entidad tiene un programa de emisión en pagarés de hasta 2.100 millones de euros vigente desde el pasado 6 de octubre.

Los pagarés han permitido a los bancos captar solo en octubre 14.500 millones de euros, un 137% más que en septiembre. Este instrumento de renta fija tiene varias ventajas para ellos, entre las que destaca el hecho de obtener liquidez sin tener que pagar el peaje que el Gobierno exige a los superdepósitos. La mala noticia es que no están bajo la protección del fondo de garantía de depósitos.

Los pagarés no son ni mucho menos nuevos en el mercado español. Lo que ocurría era que se colocaban casi exclusivamente entre institucionales;ahora, la novedad es que, ante la sequía de liquidez de la banca -que no pueden recurrir al mercado mayorista para financiarse-, las entidades se han lanzado a colocarlos entre sus clientes a través de sus amplias redes de oficinas.