La entidad perdió negocio tanto en créditos como en depósitos

Banca Cívica gana un 8,4% más y la morosidad sube al 7,7%

Banca Cívica, entidad resultante de la fusión de Caja Navarra, Cajasol, Caja Canarias y Caja de Burgos, obtuvo entre enero y septiembre un beneficio de 150,14 millones de euros, lo que supone un aumento del 8,42%. Sin incluir el ajuste de los costes de integración (111 millones), el coste neto del FROB (23) y la dotación para el Impuesto sobre los Depósitos de Clientes en Andalucía (18), el resultado asciende a 318 millones.

La caída del volumen de negocio -bajó un 1,35%, hasta los 103.911 millones- se vio compensado con el incremento de las comisiones (+8,05%) y las menores provisiones. En los nueve primeros meses , Banca Cívica destinó a dotaciones 67,64 millones, frente a los 271,24 millones de entre enero y septiembre de 2010.

La entidad perdió negocio tanto en créditos como en depósitos. El volumen de préstamos descendió un 1,44%, hasta 49.589 millones, y en depósitos bajó un 1,29%, hasta los 50.903 millones. En el primer segmento, Banca Cívica redujo su exposición al sector de la construcción y promoción inmobiliaria un 12%. Aun así, la morosidad crediticia repuntó del 5,74% del pasado diciembre al 7,73% a finales de septiembre. La ratio de cobertura descendió en este periodo del 109,95% al 64,36%.

En un comunicado, la entidad destaca que su core capital se sitúa en el 9,53%, por encima de los requisitos impuestos por la Asociación Bancaria Europea. Con el ajuste de la depreciación de su cartera de deuda soberana y de la inversión crediticia, esta ratio sería del 9,1%.

Banca Cívica añade que cuenta con una situación holgada para hacer frente a los vencimientos de deuda de aquí a 2015, que ascienden en total a 11.337 millones. Este colchón se eleva a 16.048 millones, de los que 7.500 millones corresponden a liquidez básica y los 8.548 millones restantes a colaterales disponibles adicionales.

Gastos

La entidad redujo sus gastos de personal un 8,2% en los nueve primeros meses del año. Actualmente, cuenta con una plantilla de 7.827 empleados, un 12,2% menos. También ha reducido su red de oficinas, que ha pasado de 1.551 en 2010 a 1.415 locales.