"Los socios internacionales de Grecia respetarán y apoyarán las resoluciones del país".

Papandreu asegura que la UE conocía sus intenciones de convocar un referendum

El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, afirmó hoy en Atenas que "los socios internacionales de Grecia estaban al tanto" de sus intenciones de convocar un referéndum y "respetarán y apoyarán las resoluciones del país". En un comunicado, el jefe del Gobierno helénico criticó a la oposición por haber calificado dicho acuerdo como "una catástrofe" y decir ahora que temen que un referéndum "no permita que se implemente".

Yorgos Papandreu, dirigiéndose a la prensa en abril de 2010
Yorgos Papandreu, dirigiéndose a la prensa en abril de 2010

El primer ministro griego, Yorgos Papandreu, reiteró hoy su defensa de un referéndum sobre el rescate financiero pactado con la eurozona al asegurar que será un mensaje claro que establecerá la voluntad de los ciudadanos helenos de pertenecer a la zona del euro.

"El referéndum será una orden clara y un mensaje dentro de Grecia y fuera de ella sobre el camino europeo de Grecia y su participación en el euro", dijo Papandréu durante una reunión extraordinaria de su consejo de ministros en Atenas, según un comunicado publicado hoy por su oficina.

Papandréu propuso someter a una consulta popular vinculante el acuerdo del nuevo rescate de parte de la zona del euro y del FMI acordado en la cumbre europea del 26 de octubre. "Después del referéndum, nadie podrá poner en entredicho ese camino dentro del euro", insistió el primer ministro.

Buscar la legitimidad y acallar las críticas es, no en vano, una de los principales objetivos perseguidos por el mandatario a la hora de convocar un plebiscito, según han coincidido en las últimas horas buena parte de analistas internacionales.

Papandreu resaltó que el referéndum es un instrumento "de la Constitución y por eso es inaceptable que algunos vean un peligro en la voluntad del pueblo". "El dilema no es el de elegir entre un gobierno u otro, sino entre un 'sí' o un 'no' al acuerdo sobre un nuevo rescate a Grecia, 'sí' o 'no' a Europea, 'sí' o 'no' al euro", añadió el primer ministro, y califico de "beneficioso" para Grecia el acuerdo pactado la semana pasada y que incluye la entrega de 130.000 millones de euros hasta 2014 y una condonación del 50% de la deuda helena.

Caos en la política

Los llamamientos para que Yorgos Papandreu presente su dimisión han sumido a la clase política griega en un profundo caos. La idea de este plebiscito pilló por sorpresa no solo a su ministro de Finanzas, Evángelos Venizelos, hospitalizado en la mañana de ayer, sino también a la clase política helena y a los líderes europeos que forjaron el miércoles un plan de rescate financiero para Atenas.