_
_
_
_
Desde 2004, empresa conjunta

Sony planea vender a Samsung su participación en S-LCD

La multinacional japonesa Sony está negociando la venta de su participación a la surcoreana Samsung Electronics de la empresa conjunta de fabricación de pantallas LCD que ambas establecieron en 2004, según explica la agencia Kyodo.

El gigante japonés de la tecnología ha decidido cambiar de estrategia y empezar a adquirir pantallas fabricadas por empresas taiwanesas y de otros países para sus televisores, un movimiento que la compañía considera más económico que seguir operando la empresa conjunta, S-LCD.

La producción compartida de pantallas, "es uno de los factores que está encareciendo nuestros costes de aprovisionamiento", ha dicho un representante de Sony en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo.

Se prevé que el negocio de televisores de Sony, que espera alcanzar un acuerdo para vender su participación a Samsung para final de este año, registre pérdidas por octavo año consecutivo al final del ejercicio fiscal nipón, que concluye el próximo marzo.

La pérdida operativa de esta rama de negocio acumulada durante siete años supera los 450.000 millones de yenes (4.197 millones de euros), y Sony ya ha anunciado que planea vender 22 millones de televisores en todo el mundo en el presente ejercicio, un 2 por ciento menos que en 2010, según apunta hoy el diario Nikkei.

La compañía japonesa ha invertido entre 2004 y 2009 unos 130.000 millones de yenes (1.212 millones de euros) en S-LCD, de la cual posee en torno al 50%, ante el aumento de la demanda de televisiones con pantalla LCD en los últimos años.

Sin embargo, los precios de estos aparatos han experimentado una aguda caída en los últimos tiempos como resultado de una reducción de la demanda en Europa y EE UU debido a la ralentización económica, y también en Japón, donde ya se ha completado prácticamente la transición al sistema de emisión digital terrestre.

En una decisión paralela, Sony cerró el pasado jueves la adquisición total de Sony Ericsson, de la cual poseía sólo el 50 por ciento, con la idea de incorporar los "smartphones" a una nueva estrategia de plataformas interconectadas que integre televisión, tabletas y ordenadores, según indicó la compañía en un comunicado.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_