EDITORIAL

El insoportable abismo del paro

El mapa de la oferta de formación profesional que presentó ayer el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, contiene revelaciones sorprendentes para un país que tiene su principal preocupación en el paro. Pero la más extraordinaria es una conclusión a la que ha llegado la Fundación Tripartita, constituida por la Administración y las organizaciones empresariales y sindicales más representativas, en la que asegura que el 10% de las empresas españolas ha tenido que renunciar a poner en marcha algún proceso o cambio por no disponer de personal cualificado para llevarlos a cabo. Lo absurdo del caso, más inexplicable aún cuando la lista de desempleados es incapaz de alejarse del fantasma de los cinco millones, no hace sino confirmar el insoportable abismo existente entre la formación y la demanda de las empresas.

Un país con una tasa de paro que duplica persistentemente la de sus socios europeos, si es incapaz de adecuar los conocimientos y habilidades de sus jóvenes a los empleos que ofrecen las empresas, tiene un problema más grave aún que el propio paro. Porque sus dirigentes no tienen los pies en el suelo. En la próxima legislatura harán falta al menos 200.000 nuevas plazas de FP para atender la demanda en varias profesiones ligadas a la realidad laboral. Esperemos contar con ellas.