De forma "significativa"

Geithner culpa a la crisis de deuda de la zona euro de ralentizar la economía mundial

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, ha asegurado que los problemas de deuda soberana en Europa han ralentizado el crecimiento de forma significativa tanto en Europa como en la economía mundial, y ha avisado de que un agravamiento de la situación podría causar daños importantes a nivel global, por la interrelación entre las distintas economías.

En una comparecencia en el Congreso estadounidense, Geithner ha incidido en que la crisis de la zona euro supone un "riesgo significativo" para la recuperación económica global y subrayó que la crisis financiera europea ha supuesto una "considerable presión" para sus instituciones financieras.

Sin embargo, remarcó que las instituciones financieras estadounidenses, incluidos los principales bancos y los fondos de los mercados monetarios, han reducido de forma sustancial su exposición a las economías europeas que se enfrentan a una mayor presión.

"Nuestra exposición financiera directa a estos gobiernos y sus instituciones financieras es bastante pequeña, pero Europa es tan grande y están tan estrechamente integrada con Estados Unidos y las economías mundiales, que una grave crisis en Europa podría causar daños significativos al socavar la confianza y debilitar la demanda", advirtió.

Asimismo, Geithner destacó que Estados Unidos está trabajando de forma estrecha con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para animar a los líderes europeos a que avancen con más fuerza en la puesta en marcha de una "amplia estrategia" que estabilice la situación.

En esta línea, defendió que el "imperativo fundamental" actualmente es garantizar que los gobiernos y los sistemas financieros que se encuentran bajo presión tengan acceso a un respaldo financiero más poderoso, a cambio de acciones políticas que se enfrenten de forma creíble a los motivos subyacentes de preocupación.