Insta a que se haga rapidamente

Merkel apoya la recapitalización del sector bancario europeo

La canciller alemana apoya una recapitalización del sector bancario europeo si se demuestra que necesita más fondos para resistir a la crisis de deuda y ha reclamado una decisión "rápidamente". Tampoco descarta pedir a la banca una quita superior al 21% en los bonos griegos.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha dicho este miércoles que apoya una recapitalización del sector bancario europeo, incluso recurriendo al fondo de rescate de 440.000 millones de euros, si se demuestra que necesita más fondos para resistir a la crisis de deuda y ha reclamado una decisión "rápidamente", probablemente en la cumbre de líderes europeos del 17 y 18 de octubre.

"Si asumimos que los bancos están insuficientemente capitalizados en las actuales circunstancias", ha señalado Merkel, "Alemania está preparada para avanzar hacia la recapitalización". No obstante, la canciller ha dejado claro que la decisión sobre si se necesitan más fondos públicos para la banca no la pueden tomar los jefes de Estado y de Gobierno de la UE sino los "expertos".

"Necesitamos criterios, disponemos de poco tiempo y tenemos que tomar una decisión pronto. Si necesitamos discutir esto en la cumbre, estamos dispuestos a hacerlo", ha dicho tras reunirse con el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso.

Para aquellos Estados miembros que no tengan suficientes recursos para inyectar fondos a sus bancos, Merkel ha defendido que las recapitalizaciones se hagan usando el fondo de rescate aunque, eso sí, sujetas a "condiciones".

"Si Alemania tiene que recapitalizar bancos, en primer lugar debe permitir que los bancos lo hagan por sí mismos. Si los bancos no pueden, entonces el Gobierno tendrá que darles fondos. En tercer lugar, si un país no puede hacerlo y la estabilidad del euro está en riesgo por las dificultades en ese país, se pueden usar las posibilidades del fondo europeo de estabilidad financiera", ha defendido Merkel.

Los líderes europeos aprobaron en julio dar nuevos poderes al fondo de rescate para que pueda recapitalizar bancos. La reforma todavía debe ser ratificada en varios Estados miembros, pero Merkel espera que entre en vigor "a mediados de octubre".

Merkel ha destacado también que es "importante" que la UE y EEUU "se comuniquen adecuadamente" sobre las medidas para combatir la crisis de deuda. "Sólo así lograremos los resultados que necesitamos en lugar de con declaraciones críticas", ha señalado, en respuesta a las quejas de la administración norteamericana por la lentitud de la eurozona para resolver la crisis.

Grecia debe seguir en el euro

La canciller alemana no ha descartado que la UE exija finalmente a la banca una quita superior al 21% pactado el pasado julio en los bonos griegos que tienen en sus balances para hacer la deuda helena más "sostenible". Pero ha dicho que hay que esperar al informe de los inspectores de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que deben certificar si Atenas cumple las condiciones para recibir ayuda.

"Tenemos una contribución voluntaria de los acreedores privados, y ahora hay que examinar las cifras griegas actuales y verificar si (esta contribución) todavía es ajustada. Pero todavía estamos esperando el informe de la troika y entonces haremos lo que sea necesario", ha explicado Merkel.

"Grecia debe seguir formando parte de la eurozona y se le debe dar la oportunidad de mejorar su situación", ha sostenido la canciller alemana, que se ha felicitado por el grupo de trabajo puesto en marcha por la Comisión para acelerar las inversiones de ayudas europeas en el país y estimular así el crecimiento.

Italia debe aplicar planes de ajuste aprobados

Merkel se ha referidoa así a la rebaja de la onta de solvencia de los bonos italianos por parte de Standard and Poor's y Moody's. "Todos los países europeos recuperan la confianza, y lo hemos visto en el caso de Portugal, si las medidas aprobadas se aplican realmente. Y creo que Italia tiene la capacidad de recuperar esa confianza de los mercados", ha dicho la canciller.