Clinton: "no hay atajos"; Juncker: "EE UU originó la crisis

Cruce de declaraciones entre Europa y EE UU

El miedo a una nueva recesión aflora los nervios y lleva a la UE y a EE UU a enzarzarse en un cruce de declaraciones. Anoche, Hillary Clinton recordó hoy a los líderes europeos que "no hay atajos" para combatir la crisis de la deuda, un problema que exige "decisiones difíciles". "No acepto las lecciones dadas del otro lado del Atlántico", replicó ayer por su parte el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, ante el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo, "sobre el origen de la situación en la que nos encontramos".

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.
El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

La crisis lleva a los líderes políticos a ambos lados del Atlántico a acelerar el cruce de declaraciones. La última en hablar ha sido la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, quien recordó anoche a los líderes europeos que "no hay atajos" para combatir la crisis de la deuda, un problema que exige "decisiones difíciles".

"Sabemos que los Gobiernos están tomando decisiones difíciles, y animamos a los países a continuar las medidas de reforma que traerán un crecimiento renovado y mejorarán la competitividad para el futuro", dijo Clinton tras un encuentro bilateral con el ministro de Exteriores portugués, Paulo Portas.

Las declaraciones de Clinton, que no acostumbra a pronunciarse sobre asuntos económicos, llegan un día después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, indicara que las medidas europeas contra la crisis "no han sido todo lo rápidas que deberían", lo que "está asustando al mundo". El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, se mostró más conciliador y afirmó por su parte que está seguro de que las autoridades del viejo continente van a tomar más medidas ahora que conocen de primera mano las preocupaciones de las economías internacionales.

Estas tres declaraciones han exasperado al presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker. "No acepto las lecciones dadas del otro lado del Atlántico sobre el origen de la situación en la que nos encontramos", dijo el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, ante el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia). Juncker recalcó que "no son los desempleados griegos ni los trabajadores irlandeses los que han llevado a la caída de Lehman Brothers".