Acordado por el Eurogrupo el 21 de julio

Cuenta atrás para la aprobación del fondo europeo de estabilidad

Ya son diez los países que han aceptado la reforma del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, (FEEF), instrumento clave para avanzar en la solución de la crisis del euro. Tras el sí esta semana de eslovenos y fianlandeses, mañana le toca el turno a la locomotora del Viejo Continente: Alemania.

El Eduskunta (Parlamento finlandés) ha votado hoy a favor de la ampliación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y el incremento de las garantías que deberá aportar el país a este mecanismo de rescate, tal y como acordó el Eurogrupo el pasado 21 de julio.

La reforma ha sido aprobada por 103 votos a favor, correspondientes a los seis partidos que forman la coalición de Gobierno del primer ministro Jyrki Katainen, y 66 votos en contra, los del grupo ultranacionalista Verdaderos Finlandeses que siempre ha sido muy crítico con los rescates europeos, y el Partido de Centro de la ex primera ministra Mari Kiviniemi.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 17 países del Eurogrupo acordaron el 21 de julio aumentar los avales y garantías del FEEF desde los 440.000 millones de euros hasta los 780.000 millones, de los que Finlandia debe aportar unos 14.000 millones. Asimismo, acordaron conceder al FEEF una mayor maniobra de acción para garantizar la estabilidad financiera de la eurozona y generar confianza en los mercados, dotándole de tres poderes que anteriormente no tenía.

El acuerdo permitirá al fondo prestar dinero a los países con problemas financieros para evitar que se deteriore aún más su situación; financiar la recapitalización de bancos afectados por las amortizaciones de deuda; y comprar en los mercados secundarios bonos soberanos de los países en graves dificultades.

Alemania decidirá también esta semana

Alemania tienen previsto pronunciarse sobre la ampliación del fondo de rescate europeo esta semana. El Bundestag (Parlamento) tomará una decisión el jueves. Los rumores sobre una posible ampliación del presupuesto destinado al fondo habían generado un conato de crisis en la coalición de gobierno germana. El socio menor de la coalición, el Partido Liberal (FDP), había amenazado con votar en contra de la aportación alemana al fondo en caso de que no se hiciera claridad sobre ese punto. El voto en contra del FDP no pondría en peligro la aprobación de la aportación alemana, pues se cuenta con el apoyo de la oposición a la misma, pero si crearía una situación políticamente difícil en la coalición.

Austria , por su parte, verá retrasada la votación en el parlamento tras el rechazo del comité parlamentario a la agenda inicial propuesta por el Gobierno. España, Francia, Italia, Bélgica, Luxemburgo, Grecia, Portugal e Irlanda ya han dado su visto bueno.

En el consejo extraordinario del 21 de julio, los 17 países del Eurogrupo aprobaron también el segundo rescate financiero de Grecia, un paquete de ayuda valorado en 109.000 millones de euros de fondos públicos más otros 50.000 millones de acreedores del sector privado.

Este acuerdo, que también debe ser ratificado por los parlamentos nacionales, se encontraba en punto muerto debido a las exigencias de Finlandia de obtener de Atenas garantías colaterales a cambio de aportar los 1.400 millones de euros que le corresponden. "De momento hoy vamos a votar el mecanismo, cuando este se use para nuevos países y se tomen nuevas medidas, será cuando propongamos la cuestión de las garantías colaterales", ha declarado a Bloomberg un parlamentario finlandés.

Las demandas de Helsinki, finalmente mitigadas, han recibido la oposición frontal de países como Luxemburgo y Alemania, mientras que otros, como Holanda, Austria, Eslovenia y Eslovaquia, exigen el mismo tipo de garantías.

Aunque los Gobiernos de la zona euro llevan semanas barajando diversas alternativas, todavía no han logrado encontrar una solución que pueda ser aceptada por todas las partes.