Tras contener la tendencia negativa en el tercero

La crisis pasará factura a la economía alemana en el cuarto trimestre

La crisis de la deuda pasará factura a la economía alemana en el cuarto trimestre de 2011, tras conseguir hacer frente a las tendencias negativas coyunturales en el tercer trimestre, anunció hoy el instituto DIW.

El Instituto de Estudios Económicos (DIW) de Berlín pronostica para este tercer trimestre un crecimiento económico para Alemania del 0,4%, pero augura para el último del año "un claro ensombrecimiento de las perspectivas de crecimiento".

Pese a todo, el jefe de estudios coyunturales del DIW, Ferdinand Fichtner, aseguró que nadie debe tener miedo a una recesión pese a la esperada debilidad coyuntural.

"Cuando la gente tiene la impresión de que el desarrollo económico resulta inseguro, simplemente renuncia a gastos mayores", dijo Fichtner.

Asimismo, subrayó que "la situación del mercado laboral sigue siendo buena y podemos continuar contando con nuestra fortaleza exportadora. La economía alemana sigue estando bien situada".

Las previsiones del DIW coinciden con las hechas por el Bundesbank, el banco central alemán, que calificó de muy reducidos los riesgos de una recesión.

El Producto Interior Bruto (PIB) de Alemania registró un fuerte crecimiento del 1,5% en el primer trimestre del año para después aumentar tan solo un 0,1% en el segundo trimestre.