La CE y Grecia presentan un plan para aprovechar mejor los fondos estructurales

La Comisión Europea y el Gobierno griego han presentado hoy un plan de acción para ejecutar unos cien proyectos, con la ayuda de los fondos estructurales de la UE hasta finales de año. Con ellos, se persigue fomentar el crecimiento económico y la creación de empleo.

El comisario europeo de Política Regional, Johannes Hahn, y el ministro griego para el Desarrollo y la Competitividad, Michaelis Chrysochoidis, presentaron el plan en una rueda de prensa que se celebró en Atenas pero que fue retransmitida también en Bruselas.

El objetivo es acelerar la ejecución de proyectos y mejorar el uso y la absorción del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, al Fondo de Cohesión, al Fondo Social Europeo y el Fondo de Pesca y de Agricultura y Desarrollo Rural por parte de Atenas en un momento en el que su economía necesita "un impulso económico", dijo Hahn.

"Grecia tiene que generar crecimiento y empleo pese a la grave crisis actual. Grecia necesita un impulso económico y las inversiones a través de los fondos estructurales son, de momento, la fuente principal que tiene para ello en las circunstancias actuales", explicó.

Atenas aún no ha utilizado unos 15.000 millones de euros en fondos estructurales que le corresponden para el periodo 2007-2013.

El plan de acción prevé que cada una de las 13 regiones griegas desarrolle al menos cinco proyectos.

Una lista de los proyectos que Grecia ejecutará en lo que queda de este periodo de financiación se elaborará en los próximos días

Los proyectos se desarrollarán en sectores claves, como el transporte, la energía, el medio ambiente, la innovación, las infraestructuras digitales, el turismo, la cultura y las pequeñas y medianas empresas (pymes), que son las que pueden crear más rápidamente nuevos empleos, señaló Hahn.

Por ello, la Comisión Europea estudia la posibilidad de extender el alcance de fondos ya existentes para las pymes con el fin de ofrecer garantías temporales a las mismas por un valor de 500 millones de euros.

"Todo lo que necesita Grecia ahora son inversiones de buena calidad y las necesita rápidamente". "Los próximos meses son decisivos para el futuro de Grecia", añadió Hahn.

Si los países de la UE y el Parlamento Europeo aprueban la propuesta que presentó la Comisión en agosto para que Atenas y otras cinco capitales europeas únicamente tengan que aportar el 5% de cofinanciación a los proyectos que se efectúan con fondos estructurales, se podrá desembolsar al país heleno más de 1.000 millones de euros, indicó.

El ministro griego, por su parte, se comprometió a cambiar "dramáticamente el paradigma de las políticas de desarrollo" de Grecia, para, entre otras cosas, "luchar contra el monstruo burocrático" que impide el uso efectivo de los fondos de la UE.

Hahn exigió sobre todo cambios en los procedimientos de expropiación. Mientras que en Europa se paga para ello entre el 2% y el 3% del coste de una obra, en Grecia el coste se eleva al 10%.

También pidió cambios en la obtención de licencias medioambientales. En octubre entrará en vigor una nueva ley que acortará los tiempos de espera de un año a un máximo de seis meses.

Chrysochoidis explicó que cientos de proyectos que no se han ejecutado han sido eliminados de la lista del programa de estrategia nacional que sirve de referencia para la utilización de los fondos europeos. El ministro espera que con los nuevos proyectos se creen "miles" de empleos en Grecia.

"Volvamos a la senda del crecimiento y la justicia social", indicó Chrysochoidis, para quien "no hay otra elección".

En su opinión, la presencia de Hahn en Atenas significa que "Europa cree en Grecia".