Según ha adelantado el ministro de finanzas en el Parlamento

El Gobierno griego anunciará hoy el nuevo plan de austeridad impuesto por la troika

Tras dos días de negociación se ha alcanzado el acuerdo. La UE, el FMI y el BCE han cerrado con el Gobierno griego un nuevo paquete de recortes que buscan satisfacer las exigencias de la troika para conseguir liberar el sexto tramo de ayuda. Previsiblemente, las medidas serán anunciadas esta tarde.

Nueva vuelta de tuerca al estado del bienestar en Grecia. La troika, integrada por los negociadores del FMI, UE y BCE, ha exigido a Atenas nuevos recortes de manera inmediata. Unas exigencias que el ministro de finanzas heleno, Angelos Venizelos, ha confirmado esta mañana que se van a cumplir. Sus palabras ante el parlamento no han dejado lugar a dudas. "¿Es necesario tomar medidas adicionales? Sí. Les digo que, efectivamente, se necesitan medidas adicionales (de austeridad)", ha declarado. El tono dramático de su intervención ha dado una idea de la situación de urgencia en la que se encuentra el país.

Esta intervención de Venizelos se produce tras dar por finalizadas las negociaciones llevadas a cabo durante los dos últimos días con sus acreedores internacionales. Esta denominada troika ha impuesto una serie de actuaciones adicionales especialmente duras y que podrían incendiar aún más una población hastiada de constantes recortes sociales. Esta batería, según ha filtrado la agencia de noticias estatal, incluiría la eliminación de 200.000 empleados públicos hasta 2015 o la reducción de hasta un 60% del salario para los trabajadores de compañías estatales.

"Si quieren que salvemos la economía hay que cumplir con las reformas estructurales y fiscales", ha insistido Venizelos ante los diputados helenos, horas antes del previsto anuncio del nuevo plan de austeridad. Unas palabras que ha aderezado con algún guiño hacia la población más afectada al rechazar el "chantaje" al que se está sometiendo al país. En esta dirección ha dejado caer que el problema de Europa no es solo Atenas, al recordar que el estado griego solo representa el 2% del PIB de la eurozona.

Tras la reunión de ayer, el Gobierno de Papandreu parece respirar un poco. El cumplimiento de las nuevas exigencias servirá para liberar los 8.000 millones de euro relativos al tramo de ayuda financiera de octubre. Esta cantidad permitirá eludir la quiebra ya que el estado no cuenta con fondos suficientes para pagar un mes más las nóminas de funcionarios y pensionistas.

La troika acordó ayer con Grecia que volvería a Atenas la semana que viene para concluir su informe sobre el ritmo de ajustes en, después de abandonar de forma sorpresiva el país el pasado 2 de septiembre en desacuerdo con la marcha de los recortes.

Las 15 medidas exigidas por la 'troika'

1. Reducción drástica de funcionarios: 25.000 en dos años y hasta 200.000 antes de 2015.

2. Retención del 60% del salario en empresas nacionalizadas.

3. Paralización de nuevos empleos públicos.

4. Sancionar a los trabajadores que defrauden.

5. Incremento del impuesto de la calefacción.

6. Aumento del impuesto sobre tabaco, alcohol y artículos de lujo.

7. Endurecer las condiciones de jubilicaión; especialmente para marinos mercantes, agricultores y empleados de telefónica.

8. Congelación de las pensiones hasta 2015.

9. Rebaja de la indemnización por jubilación y el pago de horas extras.

10. Incremento sustancial de las multas por construcción ilegal.

11. Retirar la subvención a los empleados de correos por vender prensa.

12. Cierre inmediato de 35 empresas públicas.

13. Revisión de las ventajas del personal sanitario y de su convenio colectivo.

14. Revisión de los contrartos de sanidad pública conn hospitales privados.

15. Acuerdo con los laboratorios para reducir el precio de los medicamentos.